TWO SHEDS JACKSON - Some Kinda Life (2018 )

De Some Kinda Life podríamos decir que es un disco de tonos spectorianos, por su sonido ampuloso y preciosista, sus rotundas melodías y esa atmosfera orquestal que sobrevuela algunos de los temas del album. Pop rock elegante y virtuoso, de teclados envolventes y certeros guitarrazos, que juguetea a ratos con la psicodelia más luminosa y la frescura vitalista del sunshine pop de la segunda mitad de los sesenta. Un regalo para los oídos, que mima los arreglos y la voces, en un modo muy similar a como lo hacía Jeff Lynne con la ELO, una de las grandes y claras influencias del disco, en el que también se respira un profundo aroma beatlemaníaco.

Referencias asumidas y promulgadas con orgullo por este sorprendente grupo alemán que se hace llamar Two Sheds Jackson, y que ya afloran desde los primeros acordes de Weekend, el pegadizo tema que abre el album, con su ritmo trotón y trepidante, envuelto en esos espaciales arreglos de sintetizador. Una pequeña maravilla que bien podría formar parte del repertorio del Out of the blue o del Discovery de la ELO, al igual que lo tres temas que le siguen, los medios tiempos Where the Sunflowers Reign, Livin' years y la vibrante y orquestal A Life Supreme, en la que colabora Stanton Marriott. Cuatro temas redondos, brillantes y adictivos, que harán que te doblegues ante el encanto de este disco, cuando casi sólo has comenzado a saborearlo, ya que nos enfrentamos a un album de veintidós temas que mantiene el nivel hasta el final.


Y es justo en este momento, tras ese arrollador inicio, cuando surgen inesperadamente unos pequeños bocetos de encantadora excelencia pop, que rondan el minuto y medio de duración. Temas instrumentales como Red Moon Baby y Northern Lane Bossa, deliciosas mini baladas de crepusculares teclados como September Rain y divertidos interludios de vodevil como Popinjay. Luminosos espacios sonoros que diversifican el espectro musical del disco, aportándole frescura y que interconectan un amplio y variado ramillete de adherentes melodías. Algunas vibrantes y enérgicas como las de Kiss and Say Goodbye, Port of Amsterdam y Trip the Light Fantastic y otras delicadas y envolventes como las que dibujan Some Kinda Love, Prism of Time o las deliciosas y muy beatle Living in a World of My Own y Sea of Bloom.

Un disco fantástico, que nos ha permitido conocer a esta banda alemana afincada en Frankfurt, formada por Helfried, Tom, Stefan, Andre,Martelle, que se hacen cargo respectivamente de teclados, guitarras acústicas, bajo y voz, batería y guitarras eléctricas. Stefan, el teclista, al que sus compañeros apodan el mago del sonido, además, produce majestuosamente este disco, en el que han contado con la colaboración de Roger Klug, Luke Jackson, Wim Oudijk, Rick Hromadka, Russ Spiegel, Stanton Marriott and Vinnie Zummo.

Tomad buena nota de Some Kinda Life, porque sin duda, Two Sheds Jackson firmaron con él, uno de los mejores albumes de pop rock de 2018. Aunque para mi siempre será una de las joyas del 2019, porque fue en ese año cuando llegó a mis oídos gracias a ese estupendo blog de pop rock llamado Powepopaholic.

Comentarios

Entradas populares de este blog

DAVID RUFFIN - David Ruffin (1973)

TOCO - Outro lugar (2007) / Exquisita bossa desde Río de Janeiro

Impressed! 24 groups inspired by the legendary Impressions & Curtis Mayfield - Kent Records