Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2008

LOU DONALDSON - Midnight Creeper (1968)

Lo sé, quizás no debería ser así, pero hay portadas de discos tan seductoras y sugerentes, como la de esta gema del soul jazz de Lou Donaldson titulada Midnight Creeper, que se instalan poderosamente en tu retina, conduciéndote irremediablemente hacia ellos. Atractivas portadas que insinuan mucho del caudal sonoro, que atesoran los vinilos que cobijan, y que casi te obligan a manosearlas con una cierta ansiedad mientras llega el esperado momento de descolgar la aguja entre sus surcos, y husmear entre los sonidos que desprenden.

Pues bien, la portada de Midnight Creeper tiene ese atractivo especial, pero además es un  espléndido ejercicio de soul jazz, que Lou Donaldson publicó en pleno 1968, para el sello Blue Note . Un disco de jazz noctámbulo y humeante, carnal y sudoroso, imbuido por el temperamento del blues, la pasión del soul y el ritmo delfunk, donde el cálido e incisivo saxo alto de Lou Donaldson comparte protagonismo principalmente con el vibrante y ardientehammond

JOAO GILBERTO – Chega de saudade (1959)

¿Te gusta la bossa verdad? Te entiendo...escuchaste alguno de sus grandes clásicos casi por casualidad, y de repente te viste sumergido en la imperiosa necesidad de buscar más, de saborear sus delicados matices, su enorme sensualidad, su maldita fragilidad. Sucumbiste a su cálida atmósfera de tonos ocres, a sus voces susurrantes y a sus exquisitas melodías dominadas por los sincopados acordes de una guitarra.

Por eso estás por aquí. Y seguro que ya te habrás cruzado con algunas de mis grandes debilidades: Jobim, Getz, Joao y Astrud Gilberto, Luiz Bonfá, Marcos Valle, Wanda Sa,Roberto Menescal y algunos más. Habrás leído mi admiración y adicción por muchos de los discos de bossa aquí reseñados, pero si hoy me preguntas cual es el disco de bossa que gira y gira casi impulsivamente en mi reproductor, y que no ceso de escuchar una y otra vez, no podría decirte otras cosa sino que este maravilloso Chega de Saudade, que Joao Gilberto editó bajo el sello Odeón en 1959.



Hace ya un…