miércoles, 21 de diciembre de 2011

ELVIS COSTELLO & THE ATTRACTIONS - Get happy !! (1980)

Publicado el  30/05/2006 en Sensaciones Sonoras en La Coctelera
Un espléndido disco de pop con alma soul. Intenso, vibrante, acelerado, impetuoso, tierno, desgarrado, y con toda la mala leche de la que era capaz en aquellos días, el imprescindible Elvis Costello en compañía de sus fantásticos Attractions. Así es Get Happy !!, el cuarto disco de Elvis Costello, tercero en compañía de los Attractions, que fue publicado en aquel ya lejano 1980 por el sello F-beat.
Lo que para cualquier otro mortal ya habría sido difícil, si no imposible, sacar tres discos consecutivos tan memorables como Mi aim is true, This Year’s model y Armed Forces, para Costello no sólo no fue algo normal, sino que rizando el rizo y superándose a sí mismo, nos entregó un cuarto disco más memorable aún, para mi superior a su anterior disco, Armed Forces, y con nada más y nada menos que 20 canciones en poco más de 45 minutos. Incontinencia musical, donde hay cabida para el pop rock más vibrante, inmediato y eficaz, los medios tiempos más desgarrados y emotivos, y el soul más dinámico y bailable. Todo ello empaquetado con un contundente y básico sonido, producido por Nick Lowe, que sonaba moderno y actual, pero que desprendía un impactante aroma a los viejos 60, a aquellas viejas bandas de soul instrumental como Booker T & The MGs, con ese delicioso y vibrante órgano revoloteando insistente, entre esas sencillas y al mismo tiempo complicadas melodías de múltiples vértices.
Me gusta este disco. Me gusta mucho. Se nota, ¿verdad?. Costello canta como nunca, con su habitual furia de aquellos días, y los Atractions suenan demoledores y muy convincentes (como casi siempre, por otro lado).
¿Dijimos soul? Si, soul, soul, soul trepidante al estilo de Stax..I can’t stand up for falling down, un viejo tema que interpretaron Sam & Dave, abre una de las caras. Una versión vigorosa, con un bajo machacón y un intenso órgano que te lanza a la pista de baile como un obús, al igual que la acelerada, Love for tender, que abre la otra cara, y donde se deja sentir la influencia del sonido Motown como en ese otro ritmo persistente y vigoroso de High Fidelity o en la maravillosa y contagiosa Temptations. Y cómo no, también tenemos soul más suave y reposado, intenso y emotivo, como la preciosa Secondary Modern, subrayada por un delicioso y abrasivo hammond al igual que Opportunity, o la cínica, irónica y sentida Possesion y la sureña y desgarrada Motel Matches.
¿Dijimos pop rock, vibrante, inmediato y eficaz? Si, vibrante e inmediato como el de la acelerada, y nerviosa The Imposter, todo un torbellino de fiereza incontenida. Pop elegante, de intensidad desbocada y teclados galopantes como King Horse, o Men Called Uncle. Pop exquisito de sencillas pero imposibles melodías, como B Movie con esa dominante línea de bajo que casi marca la melodía . Y pop vigoroso, lleno de fuerza y energía como en las intensas Black & White World y Five gears in reverse. Y para acabar dejamos otras tres sorpresas con sabor 60: la pegadiza e irresistible Human Touch, una perfecta melodía con ritmo de ska, fruto de su colaboración en aquellos años con las nuevas hornadas de skatalíticos indomables como The Specials; la demoledora Beaten to the Punch, casi un desmadrado R&B pleno de hammond al estilo de los Artwoods pero puesto al día, y la impetuosa, y acelerada versión del clásico de los Merseybeats, I stand Accused que te dejará exhausto, pero tremendamente satisfecho con todo lo que has escuchado y bailado.
A estas alturas nadie va a descubrir a Elvis Costello & The Atractions, pero os aseguro que revisar y volver a escuchar discos como éste es toda una delicia para los sentidos. Ya sabes, Get Happy!!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada