jueves, 20 de marzo de 2014

AZYMUTH – Butterfly (2008) / Ese impúdico coqueteo entre el jazz, el funk, la bossa y la electrónica

Llevaba tiempo detrás de este legendario trío brasileño cuyo estilo musical gravita principalmente alrededor del jazz, el funk, la samba, y la bossanova. Una sabrosa propuesta multicolor, que en sus inicios, allá en los 70, se veía también sazonada con ciertos toques experimentales, y que sin embargo, no acababa de atraparme. Aunque sí, es cierto, que en muchos de los discos que Azymuth han grabado últimamente para el sello británico Far Out Recordings, se incluyen temas deslumbrantes y atractivos, a los que llegaba la mayoría de las veces a través de variopintos recopilatorios de música brasileña, centrados en la bossanova, el jazz-samba o el chill out, pero sin embargo, cuando iniciaba la inmersión en esos discos, el desánimo se acaba apoderando de mi, quizás en parte, porque el espectro sonoro que maneja este veterano y reputado trío brasileño, excede con creces el estilismo musical que uno atesora.
Pero mira por donde, cuando uno casi había perdido la esperanza de poder incluir alguno de sus discos, que no sus canciones, en el repertorio de Sensaciones Sonoras, van y publican este fantástico Butterfly, que parece hecho a medida para nosotros, con esa exquisita y atemporal mezcla de jazz, funk, samba y bossa, con ligeros toques electrónicos, de la que hablábamos al principio.


Butterfly salió a la luz dentro del sello británico Far Out en el año 2008, y contiene ese irresistible entramado de melodías y ritmos que siempre esperamos de ellos: delicadas tonadas de la bossa más íntima, pero siempre desde la perspectiva del jazz, como Meu doce amigo, con sus sinuosos vientos y sus arreglos de cuerda; retazos de singular belleza, en los que sinuosos teclados delinean envolventes atmósferas de una delicadeza exquisita, como las deliciosas Morning o Next Summer in Rio, temas en los que de nuevo el jazz, la bossa y la electrónica coquetean impúdicamente; ejercicios de jazz-samba como la vibrante Caititu, o la más calmada Triagem; sorprendente jazz-funk de trepidantes trazos y tintes negroides, aunque con ciertos matices cariocas, de chispenate hammond, tórridos vientos y sugerente ritmo, que parece salido de la banda sonora de alguna Blaxploitation de los 70, como la irresistible Avenida Rio Branco; melodioso y envolvente jazz-soul como el que desprende New Dawn; y sofisticado y elegante jazz-funk en temas como Os cara la, o como en el tema que da título al disco, ese incisivo Butterfly, versión del tema que Herbie Hancock y B. Maupin lanzaron en 1974, dentro de aquel sugerente disco de jazz-funk titulado Thrust. Una influencia, ésta de Hancock, que Alex Malheiros (voces, guitarra acústica y bajo) nos descubre como básica para ellos, ya desde mediados de los sesenta cuando empezaron a adentrarse el mundo de la música.

No cabe duda que estamos ante el disco ideal para iniciarte en este viaje enormemente placentero alrededor de esa sugerente fusión de jazz, samba, bossa y funk, con ligeros toques electrónicos que Azymuth, o lo que es lo mismo, Alex Malheiros, I. Conti (batería y percusiones) y el tristemente fallecido en el 2012, J.R. Bertrami (teclados, piano eléctrico, vocoder, hammond y sintetizadores), nos proponen, y están desarrollando en su última etapa dentro del sello Far Out. Una excelencia sonora que será dificil de igualar en discos posteriores, dada la importancia compositora que J.R. Bertrami tenía dentro del grupo.

Sin duda, un disco que nos anima a seguir adentrándonos en la copiosa discograf'ía de Azymuth, así como en los proyectos paralelos, que han ido desarrollando a lo largo de los años, los miembros de este ilustre trío brasileño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada