lunes, 14 de noviembre de 2011

QUINCY JONES - Big Band Bossa Nova (1962)

Publicado el  26/03/2006 en Sensaciones Sonoras en La Coctelera

Bosanova y soul, soul y bosanova son dos de las grandes debilidades musicales de Sensaciones Sonoras, y curiosamente ambas confluyen en el título de uno de los grandes clásicos de la bossa, un tema espectacular y vibrante, demoledor y vitalista como pocos, que es una auténtica exaltación de los sentidos, y que responde al título de....Soul Bossa Nova. Un tema arrollador  que abre el fantástico LP Big Band Bossa Nova que Quincy Jones y su orquesta grabaron en Nueva York en aquel lejano Septiembre de 1962. Un disco en el que Quincy Jones al frente de una excelente big band que incluye trompetas, trombones, flautas, magníficas percusiones, y un excelente piano a cargo del genial Lalo Schifrin, consigue dar un paso más allá en la fusión entre el jazz y la bosanova, añadiéndola ciertos toques latinos.
 
Big Band Bosanova es un disco tremendamente cálido y sudoroso, donde las delicadas melodías de la bossa , pierden algo de su espiritualidad e inocencia, y se vuelven más carnales y mundanas, acercándose a la samba y al carnaval. Es un disco festivo, excitante y rítmico, ideal para no dejar de bailar, con algunos momentos para la introspección, como Serenata y la delicada Manaha de Carnaval, de Luiz Bonfá, que incluso en la adaptación de Quincy Jones mantiene ese aire dulce y melancólico del original.

Quincy Jones consiguó aglutinar un amplio conjunto de sonoridades a través de las cuales la bosanova podría comenzar a expandirse en su definitiva adopción por el mundo del jazz. De esta forma, en el disco podemos descubrir un nuevo enfoque de clásicas melodías como Desafinado, One Note Samba, y Chega de saudade y Se e tarde me pardoa, robustecidas por la efectividad y contundencia sonora de una gran big band presente en este disco; el perfecto ensamblaje de los trepidantes destellos del viejo jazz con la calidez del nuevo ritmo brasileño, que podemos apreciar en la adaptación del tema de Charles Mingus, Boggie Stop Shuffle, o en las trepidantes y carnales Soul Bossa Nova, On the Street where you Live y Lalo Bosaa Nova, esta última escrita por Lalo Schifrin para este disco; y como no, un espléndido crossover entre la bossa y los estandares del pop como la delicada Serenata de Leroy Anderson.

Un disco excelente que abrió nuevos caminos para la bososanova y que hoy suena igual de fresco que debió sonar en el momento de su edición. Simplemente creo que lo podríamos definir como auténtica música para los sentidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada