jueves, 1 de marzo de 2012

THE SUNDAY DRIVERS - Tiny Telephone (2007)

Publicado el  01/6/2007 en Sensaciones Sonoras en La Coctelera
Amigos, no puedo dejar de ponerlo. Se llama Tiny Telephone y es el tercer disco hasta la fecha de los toledanos The Sunday drivers. Un disco de esos que te generan un incontrolado torrente de emociones, algo otoñal y melancólico, repleto de canciones, de grandes canciones, pobladas de brillantes y atrayentes melodías rebosantes de matices, interpretadas con emoción e intensidad, y que a pesar de su apariencia esquiva, dan en la diana del pop más directo y efectivo. Ese pop de guitarras intensas, pero contenidas y poco revolucionadas, que gira alrededor de medios tiempos y que pulsa con precisión tu lado más sensible.

Pop de altos vuelos con el que ya nos habían deleitado en el pasado con sus dos discos anteriores, The Sunday drivers (2002) y el aclamado Little heart attacks (2004), con los que inevitablemente surgirán comparaciones de todo tipo. Yo me quedo con este Tiny Telephone . ¿Porqué? Por sus canciones, su cohesión y su entrañable atmósfera. Y porque es uno de esos discos, que pinches por donde lo pinches, acabarás escuchándolo entero debido al tremendo magnetismo de sus canciones.

 

Diez canciones que se acercan a ese a ese sonido que tanto nos gusta por aquí, que se debatía entre la arrogancia y el desgarro, que era tan intenso como melódico, y que floreció en las Islas Británicas, tras la eclosión de la psicodelia, a finales de los 60 y primeros 70, de la mano de clásicos inolvidables como los Faces más acústicos, Traffic, o los Beatles del doble blanco, y que hoy en día rememoran con acierto ilustres como Paul Weller y Ocean colour scene

Canciones redondas como esa Rainbows of colours que abre el disco y te engancha con su tierno y acústico inicio de aromas campestres, que sin embargo pronto muta en una especie de convulsa e intensa jam session donde guitarra, bajo, batería y teclados revolucionan tus sentidos y la apacible atmósfera inicial. Grandes canciones a medio tiempo, donde se mezclan maravillosamente tiernas acústicas, con guitarras algo grasientas pero lastimosasy ligeros toques de hammond, de melodías irreprochables interpretadas con dulzura y pasión, como Paranoid, Day in day out, Sing when you’re happy, She y la más potente y guitarrera Better if I. Y todo esto, además de impetuosos y pegajosos arrebatos de indudable trasfondo anfetamínico que te agitarán con frenesí, como las fantásticas Life is, y Goodbye,e incluso encontramoshasta una tierna balada, Little chat, que activará sin remisión tu lado más sensible.
Un disco grabado en California para el sello Mushroom Pillow , por un grupo español de Toledo, que sin embargo desprende un profundo sabor británico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada