jueves, 21 de junio de 2012

Putumayo Presents: Brazilian Lounge (Rec. 2006)

Publicado el  25/1/2010 en  Sensaciones Sonoras en La Coctelera 
Es curioso, e incluso podría parecer extraño, pero no cabe duda de que los sensuales y cálidos sonidos de la bossanova han vuelto a florecer con toda su primigenia belleza, alrededor de suaves beats, y espectrales envoltorios electrónicos. Una mezcla perfecta entre lo acústico y lo electrónico, realzada por la calidez y exquisitez vocal de unas composiciones que cuidan las melodías y mantienen el seductor encanto de la bossa.

Y sin duda, éste fantástico Brazilian Lounge, publicado por el sello Putumayo, en el ya lejano 2006, es una magnífica muestra de lo dicho. Un recopilatorio de finos trazos, sinuoso, cálido y envolvente, y con mucho “groove”, que combina con maestría el sofá y la pista de baile, con sus delicados susurros sonoros e impulsivas melodías. Un conglomerado sonoro, montado alrededor de nuevos músicos brasileños por descubrir, (con alguna loables excepciones como el clásico Marcos Valle y los asentados Bossacucanova y Bebel Gilberto) de Río de Janeiro y Sao Paulo,  y que definen un atractivo espectro musical, explotando con elegancia y mucha inspiración el maravilloso legado de clásicos como Jobim, Bonfá, Joao Gilberto...



Ahí quedan la enigmática y nostálgica Como vou fazer, una especie de bossa galáctica interpretada con una exquisita dulzura por Mariana DeMoraes, nieta del gran Vinicious de Moraes, uno de los padres de la bossa. La belleza y frescura de la clásica bossanova, que brilla sensual y esplendorosa en Ha Dias, de Luca Mundaca, otra chica a la que hay que seguir el rastro. El encanto envolvente de esas otras bossas “modernas” de beats sinuosos, Mariana de Bia, Parece mentira de Katia B, otra voz cálida a la que seguir, e incluso el August Day Song de Bebel Gilberto, donde parece resurgir el áurea de sus padres, que en tan pocas ocasiones suele aparecer en sus comerciales discos.
Y temas más trepidantes y soleados como la deliciosa Brigas Nunca Mais, de la ya veterana Paula Morelenbaum que acompañó a Jobim en los 80. La pegajosa Meu Esquema de Mundo Livre S/A con su envolvente saxo. El Previsao de los imprescindibles Bossacucanova. El clásico Agua de Coco de Marcos Valle, fijo en tantos recopilatorios de nueva bossa. O ese inclasificable E Depois... de Seu Jorge. Y la vibrante samba Saudade Fez Um Samba de Marissa.
Simplemente delicioso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada