martes, 28 de febrero de 2012

THE CREATION - How does it feel to feel (Rec. 1966-1968)

Publicado el 15/5/2007 en Sensaciones Sonoras en La Coctelera

Comenzaron con directos y rotundos guitarrazos de corte anfetamínico e impetuosa arrogancia mod, que pronto se vieron envueltos por nebulosas distorsiones psicodélicas y alucinógenas reverberaciones repletas de cuidadas armonías vocales. O como decían ellos música de color rojo con intensos destellos púrpuras, auténtico pop art musical. Así era la música que nos dejaron The Creation , una de esas grandes bandas británicas de mediados de los 60, que aunque no tuvieron el reconocimiento del éxito masivo nos dejaron entre 1966y 1968 un buen puñado de reconfortantes artefactos sonoros que bien vale la pena degustar, y que podréis encontrar en este estupendo vinilo publicado por el sello Edsel en 1982, que responde al título de How does it feel to Feel .
Un disco que recopila lo mejor de su corta carrera, y que está repleto de sonidos robustos y contundentes envueltos en lisérgicas melodías, que pululan entre el pop art floreado y la psicodelia más hilarante.



 Kenny Picket (voz), Eddie Phillips (guitarra) Bob Garner (bajo) y Jack Jones (batería) iniciaron su andadura como The Creation en 1966. Making Time fue su arrolladora puesta de largo en aquel año dominado por la explosión colorista del Swingin London, . Un tema frenético, de guitarrazos compulsivos y energía mod, muy al estilo de lo que los Who hicieron en su primer disco un año antes. Lógico, si pensamos en su ascendencia mod y en que su productor era Shel Talmy, el mismo que produjo los primeros discos de los Who y los Kinks. Un single que se completaba en su cara B, con otros de sus grandes temas, Try and Stop Me , otra pequeña maravilla de arrogante y poderosa explosión pop, a medio camino entre los Who y los Small Faces. Un single rotundo que sin embargo sólo alcanzó el puesto 49 en las listas británicas y que pasará a la historia por ese impactante efecto que Eddie Phillips, el guitarrista de la banda, consiguó al tocar su Gibson 335 con un arco de violín. 

Sin duda lo tenían todo para haber triunfado (lo hicieron en Alemania), buenas canciones, un buen productor y una imagen muy cool acorde con los tiempos. Pero sin embargo, la prensa musical británica los ignoró de mala manera, dejando en el olvido temas tan intensos, e impresionantes como ese inquietante How does it feel to feel , de estremecedora y oscura belleza psicodélica, o esos otros temas de psicodelia algo más coloristas y luninosa, aunque siempre robusta, que son Ostrich man , con sus arreglos de clavicordio, Life is just beginning con sus profusos arreglos de cuerda, y Nightmares y I’m the walker con su descaro pop art. Y esto sin olvidarnos de sus temas menos lisérgicos, y de más contundencia mod, cercanos al pop art musical como Painter man que fue su segundo single, o las estupendas y poderosas Girls are naked y Midway Down ,además de guiños más pop como la fantástica Biff Bang Pow y esa sorprendente versión del cásico tema soul de los Capitols Cool Jerk.

Una banda que no debes perderte si estás interesado en la música británica de los 60, ya que pocas innovaron tanto y sonaron com ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada