jueves, 6 de octubre de 2011

SAM COOKE, ¿el más grande vocalista de soul?

Publicado el 12/10/2005 en Sensaciones Sonoras en La Coctelera

Y hablando de soul, hoy os traigo a Sam Cooke, uno de los culpables de que un día decidiera escuchar más cosas de eso que llamaban soul, y acabara completamente enganchado a este tipo de música.

Sam Cooke, es uno de los grandes clásicos del género, conocido por el gran público a raíz de aquella tierna escena que Harrison Ford se montó con una bella señorita en la película Único Testigo. La canción culpable de aquel alboroto no era otra que la maravillosa Wonderful World.
Jerry Wexler, uno de los grandes productores de la historia de la música y alma matter del sello Atlantic, una de las cunas del soul, llegó a decir de Sam Cooke lo siguiente:
Sam fue el mejor cantante que ha existido. Cuando le escucho todavía me cuesta creer de lo que era capaz. Siempre suena fresco y asombroso; sabía controlarse, jugar con su voz como si fuera un instrumento, su carisma era melódico. Todo él sonaba a perfección.
La verdad es que cualquiera que haya oído a Sam Cooke creo que estará de acuerdo con ello. Recuerdo que el primer disco que me compré de Sam Cooke fue el disco doble The Man and his Music, que sacó RCA en los 80, y que aún hoy es uno de mis discos de cabecera. Un disco  que cuando lo pongo suena inevitablemente desde el principio hasta el final, y que comienza de un modo asombroso con Touch the Hem of His Garment, un tema de sus inicios como cantante solista, cuando empezaba a separase de los cánticos gospel que interpretaba con los Soul Stirrers, el grupo vocal donde se dió a conocer. Es un tema sobrecogedor con unos alaridos casi impropios de posteriores temas de Cooke, en los que modula a su gusto la voz. Y  partir de aquí, como os comentaba antes,  ya no puedes parar, y continuas con Thats heaven to me, You Send Me, Just For You, Chaing Gang (uno de los primeros temas que desarrolla un concepto muy similar al que luego definiría al soul), Only Sixteen, Wonderful World, Cupid, Nothing Change This LOve, Another Saturday Night, etc, etc,etc todos temas increíbles, llenos de melodía y pasión, de los que te enganchan a la primera, pero perduran en el tiempo.

Sam Cooke empezó su carrera cantando gospel con los Soul Stirrers, con quienes estuvo entre 1951 y 1956, para a partir de ese año, abandonar la iglesia y empezar a cantar temas de temáticas más profanas, convirtiéndose en uno de los padres del soul más melódico. En 1957 grabó You send me que se convirtió en su primer gran éxito, y a partir de ahí, hasta el 65 llegó a encadenar 29 top40 en las listas de pop americanas y 34 en las listas de R&B. Todo un torrente de soul que se frenó cuando en 1965 una admiradora despechada, le pegó tres tiros en la habitación de un hotel. Acababa de sacar A change is gona come, una obra maestra que presagiaba algunos cambios en su estilo y una nueva línea a desarrollar en el soul del momento. Un tipo indispensable si te gusta el soul o quieres empezar a saborear esta música.

2 comentarios:

  1. Qué difícil le debió resultar al bueno de Sam su integración y éxito en un sistema socioeconómico que discriminaba a sus hermanos de raza. Al fin de al cabo su música parecía estar hecha a la medida de una audiencia mayoritariamente "blanca". Uno de los más grandes del soul y el padre de todo este invento. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Tu lo has dicho amigo. Mérito añadido para el maestro de los maestros.

    Saludos y un placer leerte por esta mi nueva casa.

    ResponderEliminar