jueves, 27 de octubre de 2011

ASTRUD GILBERTO - The Astrud Gilberto Album/The Shadow of your Smile

Publicado el  02/02/2006 en Sensaciones Sonoras en La Coctelera
La verdad es que esta vez no se como empezar...pero bueno vamos allá ...Sí, lo sé, ya hemos hablado por aquí de la bosanova. Es más, creo que en estos meses ha quedado patente que la bossanova es uno de esos géneros imprescindibles aquí en Sensaciones Sonoras. Hemos hablado de su calidez, de su elegancia, de su aire nostálgico y frágil e incluso de su especial viveza cuando se deja inundar de ritmos brasileños más dinámicos y rítmicos como pueda ser la samba. Si me preguntáis por un disco de bossa, os diría Getz/Gilberto o Violao o Samba, si me preguntáis por un autor indispensable nombraría a Jobim o Bonfá y si me preguntáis por una voz que transmita todo eso que hemos dicho que es la bossa os diría sin dudar Astrud Gilberto.

Si, Astrud Gilberto, que casi sin querer, puso la voz, y la imagen perfecta a todo ese sonido maravilloso. Y digo casi sin querer, porque su aparición en esto de la música no pudo ser más casual, y aquí si que podemos decir aquello de que estuvo en el sitio adecuado en el momento justo: primavera del 63,A&R Studios, New York, grabación del disco Get/Gilberto Getz, Jobim, Joao Gilberto y Creed Taylor, productor del disco están grabando The Girl from Ipanema. La melodía es maravillosa pero Getz y Creed Taylor quieren añadirle un pequeño acompañamiento vocal, con el que creen que el tema se convertirá en un hit rotundo. Dice la leyenda que Jobim y Joao no estaban de acuerdo, y Joao mucho menos en que fuera además su mujer, Astrud, sin ninguna experiencia en esto de la música, la que cantara en ese tema. Pero finalmente se hizo, Astrud Gilberto cantó esas breves estrofas de Vinicius de Moraes en The Girl from Ipanema y Corcovado, dos de los mejores temas del exquisito Get/Gilberto, y el mundo cayó rendido a sus pies. Esa forma, un tanto plana de cantar o casi susurrar esas palabras, con esa dulzura y aparente fragilidad, conmocionó a todos aquellos que la escucharon. Era la voz adecuada para esa música que empezaba a conquistar el mundo, la voz adecuada para la bossanova. Y así es como empezó su camino en esto de la música nuestra heroína de hoy, la encantadora Astrud Gilberto.



Tras el éxito mundial de La Chica de Ipanema, Verve, descubrió el filón con el que se había topado, y apostó decididamente por ella, rodeándola de los mejores compositores y músicos, grabando en la primera mitad de los 60 un puñado de discos deliciosos que no deberíais dejar pasar, entre los que resplandecen con luz propia sus dos primeros discos, repletos de excelente bosanova, The Astrud Gilberto Album y The Shadow of Your Smile. Dos discos repletos de composiciones de dos de los grandes maestros de la Bosanova, Jobim y Bonfá.
The Astrud Gilberto Album grabado en 1964, es un disco precioso y emocionante, de una calidez conmovedora. Once temas de Jobim, bellamente orquestados y acompañados por la frágil, delicada y nostálgica interpretación de Astrud Gilberto que no decae en ningún momento. Temas como Once I Loved, Meditation, And Roses and Roses, Photograph, o Dreamer por citar algunos son clásicos imperecederos que no se pueden dejar de degustar.

The Shadow of Your Smile grabado en 1965 repite fórmula y resultados, aunque esta vez sin las exquisitas composiciones de Jobim, que son suplidas por las no menos exquisitas composiciones de Luiz Bonfá, y algún que otro estándar del mundo del jazz. Sólo hay que escuhar la espectacular versión que Astrud realiza del Manaha de Carnaval de Bonfá, para caer rendido ante este disco, 1 minuto y 55 segundos capaces de derretir el iceberg más milenario. Aunque tampoco podemos olvidarnos de la belleza atemporal de Fly me on the moon, The Gentle rain, O Ganso, Tristeza o de cualquiera de los temas que se incluyen en este disco.
Quizás Astrud Gilberto no tenga una voz espectacular, pero sin duda creo que es la voz más adecuada para esas algo nostálgicas melodías que la Bosanova nos dejó. Para mi, ella es la voz y la imagen de la época dorada de la Bosanova.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada