lunes, 9 de abril de 2012

BABYSHAMBLES – Shotter’s Nation (2007)



Shotter’s Nation es un intenso aguijonazo de alboroto guitarrero, repleto de pegajosas melodías, que recuperan la frescura de aquel bullicioso y directo pop rock británico, con ligeros trazos punk, definales de la década de los 70. Un disco excitante y con clara patentebritánica, que ha sido otro de esos gratos, y en cierto modo sorprendentes reencuentros, que nos ha deparado el pasado 2007, ya que para un servidor ha constituido la recuperación musical de uno de los personajes con más carisma y talento del pop británico de esta década, el controvertido Pete Doherty ,que junto a sus Baby Shambles , en este intenso Shotter’s Nation , parece haber recobrado aquella inspiración y frescura, que convirtió a suanterior banda The Libertines , en uno de los pilares del pop británico, aunque justo es recordar que allí contaba con la inestimable ayuda de su compañero Carl Barât.



Pero bueno, volviendo a lo que en sí es este segundo disco de Baby Shambles , publicado en el pasado 2007 por el sello Parlophone, podemos decir que es en su mayoría visceral y urgente, y que contiene un buen puñado de efectivos pildorazos de pop rock descarnado, repletos de guitarras rugientes que se aceleran y frenan alrededor de los arrogantes o nostálgicos arrebatos vocales de Pete Doherty. Un disco , aplastantemente británico en el que podrás descubrir inesperados guiños a ilustres como los Kinks, en el trepidante riff de Delivery , calcado de su clásico You Really Got me; a los Small Faces, en los guitarrazos recubiertos de hammond de la poderosa Crumb beggin bahead , que al final se convierten en un acelerado homenaje al garage psicodélico de mediados de los 60; a los Smiths en esa bella eclosión de guitarras tintineantes que es Unstookie titled ; e incluso a los Jam de Paul Weller en la frenética Baddie's boogie con su adictivo ritmo Motown. Todos ellos, temas sobresalientes que junto a otro buen puñado de efervescentes temas como You talk , French Dog Blues, y Carry on up the morning te sacarán de la rutina diaria, encaminándote hacia la algarabía más vital y entusiasta. Eso si,dejando un maravilloso hueco a la introspección y melancolía de trazos jazzies, en la encantadora There she goes , y folkies en la sublime Lost art of murder que cierra de forma espectacular el disco.


 Un disco grabado en pocas semanas con la inestimable colaboración de Stephen Street,productor entre otros de Blur y Smiths, que ha conseguido encauzar el talento de Pete Doherty, y capturar la belleza de lo primario e inmediato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada