miércoles, 19 de diciembre de 2012

BOBBY WOMACK - Deep river (2012)





Si señor, aquí lo tenéis en su más pura esencia, demostrándonos las bondades del soul más desgarrado, ése que perfora sin piedad tus más bajas emociones y revoluciona con virulencia tus sentimientos. El soul más quebradizo y austero que se basta de una guitarra, una poderosa voz y una sentida y añeja melodía para amplificar su valor, frente al descomunal vacío de muchas de las actuales propuestas musicales. Ahí quedan la fuerza que transmite, la autenticidad de sus acordes, la desnudez de su talento, la magia de lo más primario y directo. Tres minuntos escasos de pasión  y soul con mayúsculas, en los que Womack parece homenajear las enseñanzas de sus grandes maestros, Sam Cooke y Otis Reeding.

Deep River se llama esta pequeña maravilla repleta de intensidad emocional . Un sobresaliente fragmento de esa sorprendente reaparición en forma de disco, titulado The Bravest Man In The Universe, que el maestro Bobby Womack nos ha entregado en este 2012 que se nos va, y que nos recuerda que Bobby Womack es uno de los grandes, un artista indispensable para entender la grandeza del soul.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada