martes, 9 de abril de 2013

NICK LOWE – Nick the Knife (1982)

Nick the knife posiblemente sea el disco más pop y chispeante de este mago de las melodías y los estribillos que es Nick Lowe, maestro indiscutible de aquel pop rock vibrante y contagioso que protagonizó la erupción de la new wave a finales de los 70 y primeros 80. Y para mi es también su disco más completo y equilibrado, aunque esto pueda sonar un poco a herejía “pop-rockera”, ya que he de reconocer que nunca asimilé demasiado bien esa vertiente más rockera que aflora en sus dos laureados primeros discos, Jesus of Cool y Labour of Lust, ni el acercamiento al country que se vislumbra en los discos posteriores a este fantástico y vacilón Nick the Knife, que refleja perfectamente el lado más luminoso y fresco de aquella nueva ola.



Publicado en 1982 por el sello F-beat, Nick the knife suponía el tercer disco en solitario de Nick Lowe. Y quizás la liberación de su lado más pop, ante la ruptura un año antes de Rockpile, el prometedor, y al final frustante proyecto que había comenzado junto a Dave Edmunds. Movidas y desafectos que desbocaron su lado más vitalista en compañía de reputados colegas como Billy Bremmer y Terry Willians de Rockpile, Steve Nieve y Martin Belmont de los Attractions o Paul Carrack junto a Squeeze en aquellos días, que le ayudaron a generar estos pildorazos de pop atemporal, repletos de chispa e imaginación que inundan el disco.


Gozadas de rotundas melodías, perfectas armonías vocales y estribillos demoledores como esa deliciosas e irrestibles My Heart hurts, Let Me Kis Ya, Queen of Sheba o Too Many teardrops que siguen sonando con la misma frescura y vitalidad que antaño. Pop luminoso y chispeante, fiel reflejo de la época dorada de la new wave que viene acompañado de dos tiernos medios tiempos, la suplicante Couldn't Love You Anymore Than I Do, de tono acústico, y la deliciosa Raining Raining algo más campestre. Todo un atracón de pop adictivo y vitalista en el que Lowe incluye una sorprendente versión dub o rock steady de la fantástica Heart que lanzó con Rockpile y en el que no se olvida de entregarnos cuatro buenos retazos de pubrock grasiento como son las vitaminadas Stick It Where The Sun Don't Shine y Burning, la bluesy One's Too Many (And A Hundred Ain't Enough) y la vacilona Ba Doom.

Un disco redondo que a mi me sigue pareciendo el LP más completo de este mago del pop por la cara que es Nick Lowe, a pesar de que sea un disco bastante infravalorado por la crítica, e incluso ninguneado por las recopilaciones que hay en el mercado de Nick Lowe. Curioso o lamentable, según se mire. Pero desde luego, si degustas pop rock y no lo has oído, no esperes ni un minuto más, porque no te defraudará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada