martes, 3 de julio de 2012

BIG STAR - Radiocity (1974)

Publicado el  17/3/2010 en  Sensaciones Sonoras en La Coctelera 
Su comienzo es arrollador, con esos poderosos y concisos guitarrazos que impulsivamente van modelando la adictiva y energética melodía de Oh my soul, todo un desgarrado lamento de rock vitaminado, directo y sin florituras, interpretado por Alex Chilton con una endiablada fuerza vocal. Una efectiva ecuación sonora a base de bulliciosas guitarras, melodías insuperables y cuidadas armonías vocales, que años más tarde se acabaría convirtiendo en el paradigma del efervescente pop-rock o power pop.

Si, porque esta pequeña maravilla, segundo disco de Big Star, ya sin Chris Bell, titulada Radiocity, que data de 1974, forma parte de la discografía básica que todo buen amante del pop de guitarras debería degustar cada cierto tiempo. Un disco vital, que suena tremendamente espontáneo y fresco, a pesar de ese cierto tono nostálgico que lo envuelve, y que sin embargo le dota de un mayor desgarro emocional.



Todo el mundo cuando habla de este disco cita la maravillosa September gurls (en el vídeo), tantas veces versionada, junto a la guitarrera Back of a car , pero yo no puedo dejar de poner una y otra vez ese medio tiempo algo arrastrado y de estridente harmónica que se titula Life is White, la dulce balada What's Going Ahn, las beatlemaníacas You Get What You Deserve y She's a Mover, y esa tierna y acústica maravilla que cierra el disco y que se titula I'm in Love With a Girl (en el víde de abajo).
Big Star fueron la creación de dos amantes del pop de los 60, Alex Chilton y Chris Bell, en una época donde primaban los arabescos progresivos. Se adelantaron a su tiempo, crearon el engranaje perfecto para el pop de guitarras, unos cuantos años antes de que este sonido volviera a ser reivindicado y venerado durante la explosión de la new wave, y como consecuencia de ello fueron ninguneados en su tiempo por el público, y pasaron desapercibidos. Ahora son un grupo de culto para todos los buenos degustadores del pop rock que ayudaron a tejer.



Y para acabar, confesaros que durante largo tiempo estuve alejado de ellos. 1# Record, su disco de debut, me echaba y aún me echa para atrás. Tiene muy buenas canciones, guitarras y melodías endiabladamente adictivas, pero nunca pude con la histriónica manera de cantar de Chris Bell. Por eso, a diferencia de la crítica, yo me quedo con este fantástico Radiocity, ya sin Chris Bell , un manjar exquisito que aún permanece en un segundo plano. ¡Disfrutarlo¡

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada