sábado, 16 de junio de 2012

MIKE VIOLA - Lurch (2008)

Publicado el  24/6/2008 en  Sensaciones Sonoras en La Coctelera  
Es asombrosa la frescura y elegancia melódica que desprende este exquisito disco de pop-rock sin complicaciones, repleto de matices, y certeras canciones de no más de tres minutos, tan directas y llenas de vida como de emoción. Si, porque si hay una palabra que podría definir perfectamente a este disco es ésa: emoción. Esa transmisión inmediata de emociones que este conjunto de canciones inyecta espontáneamente en el centro neurálgico de tu sistema nervioso, cautivando irremediablemente tu lado más sensible, ése que tantas veces nos empeñamos en ocultar y que Mike Viola consigue sacar a la luz con inusitada destreza en esta pequeña y oculta joya titulada Lurch.

Si amigos, y os digo todo esto con la convicción de quién adora, y no puede evitar adorar este tipo de música. Pop y rock, ese pop-rock donde priman las melodías y en el que las guitarras más o menos distorsionadas se dejan rodear de deliciosos coros repletos de uooohhhss. Pop-rock de corte anglosajón, que uno ha mamado y disfrutado desde hace ya unos cuantos años, y del que os aseguro que Mike Viola, es hoy en día uno de sus mejores alquimistas sonoros, alcanzando cotas muy cercanas a las de auténticos clásicos del género como Nick Lowe, Graham Parker, Elvis Costello, Marshall Crenshaw, los más recientes Fountains of Wayne o hasta el mismísimo Todd Rungrent en los inicios de su carrera en solitario allá a comienzos de los 70. De verdad, no lo dudes, y si alguna vez te quedaste enganchado con ese pop-rock que pulula entre el desgarro y la ternura, prueba este Lurch. Creo que no te defraudará.



En Lurch encontrarás delicadas y ensoñadoras tonadas de corte acústico como Good Ideas Grow On Trees y Dangerously Close, saltarinas melodías de irresistibles melodías pop como Maybe, maybe not y The Strawberry blonde, perlas de pop casi psicodelicas al son de sincopados pianos como Girly Worm (los Beatles y los Kinks se palpan aquí), perfectos ejercicios de pop rock nuevaolero como las desgarradoras When I Hold You In My Arms y So much better y otro buen puñado de memorables temas interpretados con ganas y convicción. Si, porque a lo largo de todo el disco se nota que a Mike Viola le gusta lo que hace, y que tras haber protagonizado en los 90 algunos discos de cierta relevancia, aunque algo irregulares, con su banda, The Candy Butchers, ha enfilado la nueva década pleno de inspiración, regalándonos discos tan memorables como el que sacó en 2004 con The Candy Butcher, titulado Hang on Mike o este maravillosoLurch publicado bajo su propio nombre, que se ha autoeditado este año 2008, y del que hasta ahora sólo se han distribuido 1000 copias en CD desde su propia página web, estando a la espera de publicarse en vinilo este verano con una distribución y una tirada más amplia. Sin duda el disco lo merece. ¿Te lo vas a perder?

Nota: La foto está tomada de su página web http://www.mikeviola.com/ donde puedes escuchar su música al igual que en su My Space http://www.myspace.com/mikeviola.

Si tienes una cuenta en Spotify podrás escuchar el disco en el enlace siguiente:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada