lunes, 25 de junio de 2012

THE ISLEY BROTHERS – Brother, brother, brother (1972)

Publicado el  11/2/2010 en  Sensaciones Sonoras en La Coctelera 

Con los primeros acordes de Brother, Brother, el tema que abre este excelente disco, ya intuyes lo que se te avecina, un auténtico torrente de soul en estado puro, salpicado de acertadas y pequeñas dosis de sudoroso funk, a lo largo de tiernas baladas, e intensos medios tiempos, de contenida excitación. Y claro está, la constatación de que Ronald Isley es un fabuloso vocalista, uno de los mejores vocalistas de la historia del soul. Un personaje capaz de jugar con cada nota, de acariciarla y mimarla, de romperla y rasgarla, transmitiendo siempre la máxima intensidad emocional.

No cabe duda, The Isley Brothers fueron muy grandes en los 60. Fueron parte del nacimiento del soul, participaron en la explosión del sello Motown, y nos dejaron algunos de los singles más memorables de la década, como Shout, Twist & Shout, This old heart of mine, I guess I’ll always love you... Siempre con una personalidad muy definida y un vocalista enorme. Fueron tan grandes en aquella época, que durante mucho tiempo un servidor obvió en cierto modo su obra posterior, tras dejar el sello Motown. Pues bien amigos, craso error, porque entre el 69 y el 73, The Isley Brothers facturaron algunos de los mejores discos de su carrera.


Brother, Brother, Brother vió la luz en 1972, y os aseguro que a día de hoy es mi disco preferido de la banda. Un maravilloso disco de soul y funk sin fisuras, que prescinde de los vientos, y donde sorprende el protagonismo y la perfecta sintonía, que hay en muchas de las canciones entre el piano y el hammond, que junto la hendrixiana guitarra del Ernest Isley dotan de un poderoso armazón sonoro, y de mucha intensidad al disco.



Un disco en donde los hermanos Isley componen 5 de los temas. El clásico y funky Work to do, de irresistible ritmo trotón, un ritmo que comparte con la sudorosa e intensa Lay Away, y el soul-funk casi abrasivo de Pop That Thang. La absorbente y melodramática balada titulada Love Put Me on the Corner y el soul envolvente y más pop, de la preciosa Sweet Season/Keep on Walkin'. Cinco joyas a las que acompañan 3 excelentes versiones. Dos de su venerada y contemporánea Carole King, la fabulosa y tierna Brother, Brother que abre el disco de una forma excepcional, y la más desgarrada y dramática It’s to late, donde hammond y guitarra comparten un acalorado protagonismo. Y la tercera versión que incluye el disco es  la pegadiza y soul Put a Little Love in Your Heart del otro clásico de los 60, Del Shanon. En definitiva, un emocionante disco de soul y funk en estado puro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada