martes, 15 de mayo de 2012

Sensaciones sonoras - obsesiones musicales del verano de 2008

Publicado el  1/9/2008 en  Sensaciones Sonoras en La Coctelera  




Estamos de vuelta. Tras dos meses en el dique seco por problemas varios con el acceso a Internet, además del disfrute de unas merecidas, y reconfortantes vacaciones, ¡aquí estamos de nuevo! Y creo que con las energías suficientemente renovadas como para continuar compartiendo con vosotros durante bastante tiempo, este pequeño rincón musical llamado Sensaciones Sonoras, que sorprendentemente para mi, va camino de cumplir tres añitos repletos de música.
Música, que por otra parte no ha parado de fluir durante estos dos meses de silencio bloguero, y que como es habitual por aquí, ha abarcado un poco de soul, pop rock, bossa, jazz, funk y alguna que otra lindeza por el estilo, que bien podríamos agrupar en una pequeña lista de lo que más he escuchado durante este tiempo, y que quizás repitamos en el futuro, semanal o mensualmente. Sería la lista de Sensaciones Sonoras, porque he de reconocer que a mi siempre me han gustado las listas, y curiosamente siempre ha sido uno de los apartados que más ansiosamente he buscado en la revistas, y publicaciones musicales que caían en mis manos.
Pues venga, comencemos esta nueva etapa con el repaso de las canciones, que han sonado con más insistencia en mi reproductor musical durante estos dos meses.

1.Why walk when you can run – Paul Weller (22 dreams - 2008). No podíamos comenzar de otra manera. Weller es mucho Weller y su último disco es una enorme gozada, lleno de pasión, energía y saber hacer. Hay soul desgarrado, pop elegante , rock, y folk de tintes psicodélicos. Y de todo ello, ahora no puedo dejar de escuchar esta maravilla de tonos acústicos y ascendencia casi folk, arrogante, intimista y entrañable a partes iguales.
2.Cúmulo de propósitos – Lory Meyers (Cronolánea - 2008). Cada día me gusta más este disco de pop tan exquisito, con tan rotundas melodías y bonitas voces. Música de aquí hecha con gusto. De la que te toca la fibra sensible. Algo así como si de una reencarnación de los Brincos y Los Ángeles se tratara.
3.Tears dry on their own– Amy Winehouse (Back to Black - 2006). El mundo la detesta por sus excesos, pero yo creo que la adoro. Su recuperación del sonido Motown es deliciosa, muchos de los temas del disco son irresistibles, y esta canción es simplemente fantástica. No puedes dejar de bailarla mientras el corazón se te encoje, y la emoción te embarga. ¿De verdad que no la firman Holland, Dozier and Holland?
4.Where D’You Go – Jamie Lidell (Jim - 2008). Este chico se ha empeñado en hacernos bailar al más puro estilo de la vieja Motown, con este arrebato de emoción que suena al primer Smokey Robinson. Moderno y clásico a partes iguales. Toda una pegajosa explosión de ritmo, que te sacará del sopor más profundo. ¿Está de moda el soul más clásico?
5.I Still Want You - Paul Collin’s Beat (Ribbon of Gold - 2008). Si señor, aunque con la voz algo cascada, el bueno de Paul Collins se ha marcado un disco redondo y rebosante de la frescura y energía que caracterizó a sus dos primeros discos. Beat vitaminado y a toda velocidad de uno de los padres de la new wave.
6.Harry Worth – Elvis Costello & the Imposters (Momofuku - 2008).El iracundo Costello sigue en plena forma, componiendo adictivas canciones de multicolores melodías, como esta misteriosa, y noctámbula maravilla de aromas latinos.
7.Get outside – Robert Palmer (Sneakin' sally through the alley –1974). Sudoroso soul blanco, desgarrado, rancio e intenso. Uno de esos temas que a pesar de que parece desarrollarse con el freno de mano echado, remueve con violencia hormonas varias. Desde que le descubrí como vocalista de esa fantástica banda mod llamada The Alan Bown Set, en uno de sus mejores discos a finales de los 60, no dejo de investigar su obra de comienzos de los 70, con sorprendentes resultados.
8.Templo Nublado – Rita Lee (Build Up – 1970). Un poco de psicodelia naif con irresistibles destellos de pop yeyé. Una locura melódica, dulce, irreverente y tremendamente embriagadora, que no me ha abandonado en todo el verano.
9.29 escalones – José María Granados (En Madrid –2007). Sin duda un disco a recuperar, del que he sido consciente hace pocas semanas, y que conjuga con maestría ese pop rock de melodías exuberantes, y tono algo agridulce que Jose María Granados maneja con tanta precisión. 29 escalones me parece que es de lo mejor que ha escrito nunca.
10.Champagne and Pizza – Bongolian (100% heavy bongo vibes –2004). Sobredosis de ritmo a lomos de un incendiario hammond. Bongolian son sin duda uno de esos combos, que hay que reivindicar, por la energía, convicción y talento con los que recuperan el lado más groovy del soul jazz de los 60.

Escucha la lista en Spotify 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada