domingo, 27 de mayo de 2012

Paul Weller en la Riviera (18-10-08) - ¡Que noche la de aquel día!

Publicado el  17/11/2008 en  Sensaciones Sonoras en La Coctelera 
Aquel día no daba crédito a lo que estaba viendo. Era Weller, el incombustible modfather, finalizando su memorable concierto del 18 de Octubre en al sala Riviera de Madrid , con una sorprendente versión del All you need is love de los Beatles. Creo que hay pocas canciones en la discografía de los Beatles que me gusten tan poco como ésta, pero os aseguro que aquel sábado, después del torrente de emoción que supuso el concierto, esta guinda final me supo a gloria. Inesperada gloria, muy inesperada, porque mira que hay temas de los Beatles que Weller podría haber tocado aquella noche...pero mira por donde, a pesar de todo ahí estábamos todos desgañitándonos coreando su letra, felices y exhaustos mientras alucinábamos con el violonchelo de Andy Lewis, y flipábamos con la energía y entusiasmo que Weller y Cradock le ponían al asunto. ¡Que noche la de aquel día!



Recupero aquí el escueto comentario que dejé sobre el concierto días atrás.
Ha pasado ya semana y media, desde que Weller paso por la Riviera y aún tengo en mi retina su fantástico concierto. Es increíble la forma en la que se encuentra este hombre, la energía que desprende, las ganas que le echa y lo bien que se lo pasa sobre el escenario.
Destacar lo destacaria todo, pero me quedo con algunos momentos importantes como la recuperación del Peacock Suit del más que respetable Heavy Soul, que la prensa denostó en su momento y por el que siento una gran debilidad; la poderosa versión que nos dejó del fantástico Shout to the top de Style Council, que tantas veces bailé en los 80, y cómo no, ese anfetamínico Town called malice que casi tira abajo La Riviera. Pero sin duda lo más sorprendente, fue el final, con esa apoteósica versión con celo incluido del All You need is Love de los Beatles. Curioso, que uno de los temas que menos me han gustado de los Beatles, acabara siendo uno de mis momentos preferidos del concierto. Pero eso es lo que tiene Weller...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada