jueves, 12 de abril de 2012

WALTER WANDERLEY - Batucada (1967)

Publicado el  27/1/2008 en  Sensaciones Sonoras en La Coctelera

Batucada es un burbujeante brebaje de aromas cariocas, que fluctúa bulliciosa y delicadamente, entre la bossanova y el easy listening más “chic”, alrededor del luminoso hammnond B3 de Walter Wanderley . Un disco grabado para Verve en Nueva York, en 1967, bajo la producción del reputado Creed Taylor, productor entre otros del maravilloso Getz/Gilberto , y donde Walter Wanderley se acompaña para la ocasión de uno de nuestros intérpretes y compositores brasileños favoritos, Marcos Valle , que en este disco colabora tocando la guitarra y cediendo a Walter Wanderley un buen puñado de atemporales e irresistibles clásicos de la bossa,como Os grilos (The crickets sinf for Anamaria), Batucada (The beat) y É preciso cantar (It's time to sing).


Ese hammond, un tanto liviano, de Walter Wanderley, protagoniza de una forma chispeante y festiva, todos y cada uno de los temas del disco, versiones algo edulcoradas y subidas de tono, de clásicos de maestros de la bossa como Jobim, Viniciuos de Moraes, Roberto Menescal, Joao Donato o el mencionado Marcos Valle, que aún así conservan esa nostálgica y melodiosa fragilidad de la bossa en sus temas más delicados, y la energía y sensualidad del mejor jazz-samba, en sus momentos más festivos. Aunque eso sí, con un cierto regusto a ese “easy listening”de inclinación glamourosa y algo chic, que podría ser la perfecta banda sonora de ese despreocupado e inocente guateque a orillas del mar, que se alzaría alborozado con el embaucador e irresistible ritmo, de esos fantásticos temas de Valle, titulados Batucada y Os Grilos, al igual que con ese algo más nostálgico, aunque chispeante, O barquinho, de Roberto Menescal y Ronaldo Bôscoli, donde el hammond de Wanderley parece sonar incluso mucho más groove que en otras ocasiones. Un guateque que resplandecería con las elegantes melodías, y el sensual vaivén de las espumosas y delicadas Minha Saudade(João Donato), Wave (Jobim) y Ela é carioca (Gilbert - Tom Jobim - Vinicius de Moraes), los tres temas vocales del disco, que podrían ser las sintonías ideales para comenzar a arriesgar en las distancias cortas. 



No sé si os ocurrirá como a mi, pero reconozco que en un principio el nombre de Walter Wanderley me generaba cierta desconfianza, a pesar de ser uno de los músicos brasileños más conocidos, y de más éxito fuera de su país. ¿Porqué? Pues quizás por el liviano sonido de su hammnod, con el que me había topado en algunos defraudantes recopilatorios de easy listening. Sin embargo,Batucada y su colaboración con Astrud Gilberto en A certain Smile A certain Sadness, me han devuelto las ganas de escuchar y descubrir más cosas de este organista brasileño, enamorado de la bossa y el “easy listening”.

Este fantástico disco está disponible para su escucha en Spotify



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada