domingo, 22 de abril de 2012

THE RIGHT ONS / 80.81 (2007)

Publicado el  15/2/2008 en  Sensaciones Sonoras en La Coctelera
¿Qué está pasando? ¿Qué es esto? ¿De dónde han salido estos chicos? ¡Uaau! Funk, soul, guitarras desmadradas, nervio candente, una voz desgarrada y un ritmo demoledor, que te arrollan desde los primeros instantes, manteniendo la intensidad hasta en los momentos más pausados, que también los hay, y que encima desbordan emoción por los cuatro costados. No, no puede ser cierto. Hoy ya no se hacen discos así, y sin embargo ahí lo tienes, sonando una y otra vez en mi equipo, y revolucionando con total desparpajo mi sistema nervioso, gracias a esa poderosa mezcla de funk-soul guitarrero, visceral y sudoroso, que recupera con enorme efectividad, el coraje y la rebeldía de aquellas producciones de maracado orgullo racial, que a finales de los 60 y primeros 70 protagonizaron genuinos estandartes de la música negra como James Brown, Sly & the Family Stone, Temptations,....


  
Sí amigos, así es este rotundo aguijonazo de frenesí vitalista que responde al título de 80.81 , y fue editado a finales del pasado 2007 para el sello 2Fer Records/Pias , por 4 chicos de por aquí, que responden al nombre de The Right Ons . Una entusiasta invitación al baile y al desparrame más festivo que además suena tremendamente fresco y directo. Un sonido explosivo, con un armazón básico y primario de guitarra, bajo y batería, con pequeños aderezos de una aguerrida armónica, que insufla autenticidad y descaro a unas rotundas canciones, que se adhieren a ti como una lapa.
Un sinfín de canciones enérgicas, vibrantes y con un ritmo negroide realmente desbocado como las axfisiantes Get on up y Pretty Slick, la pegajosa e irresitible Do your thing baby, con sus desgarrados nanananas, la saltarina e impetuosa Tell me ‘bout good times con su ritmo funky repetitivo, y el arrollador garage soul de Easy if you try, que comparten intensidad con esos momentos más pausados, de textura más cercana al soul clásico como la excepcional I’ll be there, en donde sobrevuela orgulloso el espíritu del gran Otis Redding, o incluso al soul más pop, de guitarras tintineantes como la sentida Lyman Pl., y cómo no al funk más arrastrado y bacilón, como el que se desprende de la adictiva Some Time y hasta al R&B más desgarrado y guitarrero como en Walking on the river.



Posiblemente este sea uno de los discos del reciente 2007, más excitante y sorprendente, por lo inesperado, y que más ha alborotado mis neuronas. ¿Quién podría imaginar que algo así podía surgir de nuestra escena musical? Si no bailas debes estar muerto dicen en su My Space y doy fe de que aciertan en el comentario. No dejes de escucharlos en su My Space y juzga por ti mismo. ¿No te parecen alucinantes?

Nota: la foto del grupo la hemos tomado prestada de la web de Indy Rock donde podéis encontrar una interesante biografía del grupo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada