domingo, 22 de abril de 2012

COOPER - Guárdame un secreto (2007) / Días de cine (2006)

Publicado el  10/2/2008 en  Sensaciones Sonoras en La Coctelera

No se porqué, pero creo que Cooper se merecen bastante más atención de la que le prestan los medios. El año pasado coincidiendo con la publicación de Guárdame un secreto , su último EP hasta la fecha, leía en Popes 80 , que Alejandro, alma matter de Cooper, decía de su propia banda que posiblementefuera el secreto mejor guardado del pop español.
Y la verdad es que algo de esto debe haber, porque si no, cómo explicar que canciones tan frescas, directas y redondas como las que Cooper nos suelen entregar, no sean pasto de admiración de esa animada escena independiente, con sus bulliciosas guitarras, e irresistibles estribillos.
De acuerdo, quizás Cooper no inventen nada nuevo, pero lo que hacen lo hacen con entusiasmo y convicción, y sin duda Alejandro mantiene intacta esa facilidad, que ya demostró con Los Flechazos, para realizar esas adictivas melodías, de inmediata asimilación de las que hablábamos antes.
Y son tan adictivas, que en las últimas semanas no puedo dejar de escuchar los dos últimos EPs, que Cooper lanzaron en el último año y medio para el sello Elefant Records, estos Días de cine (2006) y Guárdame un secreto (2007), que contienen un total de 9 canciones, y que explotan con una asombrosa eficacia la efervescencia del mejor pop de guitarras de toda la vida, ése que alborota tus emociones con pegajosas melodías de efecto inmediato. Y es que en estos dos EPs, hay material más que suficiente para cortocircuitar con virulencia ese fino hilo conductor que maneja tus emociones.

 

Quizás Días de cine sea más temperamental y trepidante en su conjunto, con temas como El sur y Un día de furia , que son dos pequeños pildorazos de power pop, con reminiscencias sesenteras, al estilo de la new wave de finales de los 70, con unas guitarras algo más distorsionadas, que acelerarán tu ritmo cardíaco. Rainman es más intermitente en su ritmo, más imprevisible, una melodía cambiante que comienza suave alrededor de unos bonitos acordes de guitarra, para alborotarse sin previo aviso en un torbellino de distrosión. Y para acabar, Where I found my heaven , versión de un tema de Gigolo Aunts, cantado en inglés, que sintoniza con el revival garagero más melódico de los ochenta y noventa. Cuatro temas de esos que se quedan grabados en tu retina, y que no puedes dejar de tatarear una y otra vez. Algo que se repite en el que es su último EP hasta la fecha, el espléndido Guárdame un secreto, que posiblemente sea más templado y melódico que Días de cine, y donde resplandecen con luz propia esos dos medios tiempos que son dos pequeñas maravillas de pop rock atemporal, como la nostálgica Canción de viernes, en sus versiones eléctrica y acústica, así como con la preciosa Steph, dos temas donde se acercan a la rotundidad melódica de los primeros Fountains of Wayne, y que se acompañan en este EP de otro efectivo pildorazo de clásico power pop como es Mi diario , además que de un arrebatador instrumental rebosante de hammond y reminiscencias sesenteras como la frenética Flea Market .

Dos discos, que sin duda reivindican la valía de esta banda leonesa, que espero nos sigan deleitando con pequeñas joyas de este calibre, aunque con algo más de asiduidad.
Nota: No os perdais los comentarios de Alex en Pop Thing sobre Días de cine

Ambos discos están disponibles en Spotify y podéis escuharlos pulsando en los enlaces de a continuación

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada