lunes, 12 de marzo de 2012

THE SUPREMES - The Supremes Sing Holland-Dozier-Holland (1967)

Publicado el  28/7/2007 en Sensaciones Sonoras en La Coctelera
Andaba yo trasteando entre mis viejos vinilos, observando y deleitándome con el tacto de ese viejo formato, de esas grandes portadas y mejores ideas, cuando de repente me topé con ellas, con su elegante porte y sensual expresión. Y la verdad, no pude resistir la tentación de sacar del plástico ese vinilo negro, un tanto baqueteado por el tiempo, aunque mimado hasta el paroxismo por un servidor, y dejarlo caer en el plato.  Hacía tiempo que no las escuchaba, y quizás eso aumentó el voltaje de la emoción que empezó a correr por mis sentidos. De repente esas impactantes canciones de menos de tres minutos, rebosantes de sentimiento e inocencia juvenil se apoderaron de mi, con sus lujosos arreglos de cuerda, vientos y teclados acompañando espectacularmente a esas voces tan henchidas de emoción, y mis pies comenzaron a bailar. Estaba sonando You keep me hangin’ on, uno de esos hits inolvidables que han perpetuado la imagen de The Supremes a lo largo de los años, y que abre de forma colosal este disco, titulado The Supremes sing Holland/Dozier/Holland , que el sello Motown publicó en pleno 1967.



¿El gran LP de las Supremes? Posiblemente, y eso que fue grabado en el verano del 66, pero conserva la frescura de sus inicios, e incluye un conjunto casi insuperable de temas escritos, por ese
mágico trío compositor,que formaban Holland/Dozier/Holland. Y para mi, aquí esta la diferencia que distingue a este disco frente a otros de las Supremes, ya que si las Supremes llegaron a ser lo que fueron, fue gracias a las composiciones de estos señores, que justo en aquellos días estaban en la cima de su creatividad.
The Supremes sing Holland/Dozier/Holland   incluye doce temas soberbios de H-D-H, que las Supremes interpretan con su habitual carga emotiva, repleta de sugerente y elegante soul, deliciosos coros y su característico tono nostálgico. Doce temas, entre los que se incluyen dos singles que se vendieron como rosquillas, y fueron número en las listas de pop y R&B americanas, la despechada y bailable You keep me hangin’ on y la desgarrada y emotiva Love is here and now you’re gone.
 
Un disco donde curiosamente he disfrutado mucho más con sus temas menos conocidos, que no aparecieron en single y que posteriormente no se han incluido en sus lujosas recopilaciones. Temas que desprenden el inconfundible magnetismo del sonido Motown, pero que no han sufrido el manoseo de las ondas, como esos medios tiempos que tanto incitan al baile y de los que es difícil desprenderse como Mother you, smother you y Love is in our hearts; o aquellos otros trepidantes llenapistas, de intensidad desbordante y plenos de emoción como la irresistible I’ll turn to stone que es uno de mis temas favoritos de las Supremes, o la fantástica y visceral There’s no stopping us now, que comparten protagonismo con tiernas baladas donde Diana Ross acaricia con dulzura cada sílaba como en You’re Gone ( but always in my heart), o la imprescindible Remove this doubt que Costello versioneó en su Kojak variety.
Sin duda, The Supremes Sing Holland-Dozier-Holland es un disco que puede emocionar por igual, tanto a aquellos que buscan volver a saborear la magia de las Supremes, quizás algo desnaturalizada por su enorme éxito y apabullante difusión, como a esos otros intrépidos que se están adentrando en el mundo del soul, y están descubriendo el sonido del sello Motown y grupos como The Supremes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada