miércoles, 21 de marzo de 2012

THE MOOD MOSAIC VOL. 8 – “FUNKY IN A MINOR MODE” (Rec. 60’s/70’s)

Publicado el  9/9/2007 en Sensaciones Sonoras en La Coctelera
Impresionante. Y no exagero. ¿Te gustan el jazz soul y ese jazz-funk de finales de los 60 y primeros 70, que en ocasiones se ha catalogado como mod jazz? ¿Disfrutas descubriendo discos olvidados, y artistas invisibles para el gran público? ¿Eres uno de esos pequeños maniáticos, entre los que me encuentro, a los que les encanta navegar sobre un océano repleto de eso que llaman rare grooves? Pues no lo dudes, éste puede ser tu penúltimo descubrimiento, si es que no lo conoces ya.
Sí, porque este The Mood Mosaic vol. 8, subtitulado como “Funky in a minor mode” , es un fantástico ejemplo, desbordante de ritmo y sudorosa agitación, de eso que se llamó jazz-soul, jazz-funk o mod jazz. Un sonido intenso y vibrante, con un ritmo endiablado, que te impedirá dejar de bailar y que se desarrolla a lo largo de 20 excitantes temas, que raramente duran más de los tres minutos, y que están compilados con un gusto exquisito. Intensidad a raudales y un ritmo frenético, en un disco en el que predominan desbocados temas instrumentales pero donde hay cabida para arrogantes temas vocales y algún que otro sensual momento, y donde se dan cita chispeantes hammonds, trompetas y saxos desgarrados, orquestas llenas de swing, adictivas percusiones, pianos desmadrados, ácidas guitarras, bajos endiablados, vibráfonos y flautas delirantes junto a poderosas y en ocasiones sensuales voces. Todo bajo un espectacular armazón de soul, funk y jazz, batido contumazmente, con algún que otro aditivo cinematográfico, e interpretado por oscuros y casi desconocidos ilustres personajes.


 The Mood Mosaic es una de esas excelentes series empecianadas en rescatar del olvido gemas musicales del pasado, que pasaron desapercibidas en su momento, y que hoy en día permanecían abandonadas en las estanterías y cajones de discográficas y librerías musicales. Un trabajo ímprobo pero apasionante, gracias al cual podemos descubrir estas oscuras e impactantes joyas. ¿Os imagináis ante todo este caudal sonoro? La envidia me corroe en sumo grado. Pues bien, estos señores del sello Stone/Partners in Crime se han encargado de satisfacer nuestra necesidad de seguir descubriendo perlas sonoras de aquellos años, de desbordante creatividad musical.
 

Y para acabar, vamos a destacar algunos de estos grandes descubrimientos, que podrían ser el revulsivo definitivo de la fiesta más apagada, no sin antes insistir en que los 20 temas del disco son memorables. Empezamos por ese tema de formas jazzys y alma soul que es Petit soul de Little Ed, donde un burbujeante hammond da el contrapunto ideal a una endiablada guitarra, que me recuerda al gran Grant Green, para continuar con alguno de los temás más claramente soul del disco, como los explosivo Soul Thing de Tony Newman (que ya nos habíamos encontrado en algún que otro recopilatorio), Gasoline Alley de Dave Grusin y I Like to do II de People Choice , muy del estilo de Booket T. & The MGs, donde vientos y hammond rivalizan en poderío. Luego, no podemos olvidar el tema más sensual y cálido del disco, la seductora Sneaking up on you en la que una espectacular big band acompaña a la sugerente voz de Elaine Delmar. Pero en este disco lo que abunda y no falta, es ese irresistible jazz de inclinaciones funkyes y soul, donde abravasivos hammonds en la órbita de Jimmy Smith, junto a chirriantes guitarras y trotones bajos, casi nos empujan a bailar hasta la extenuación, en temas como el Studio 69 de The Mowhawks,Mind Blow de Roger Hamilton o las detectivescas y cinematográficas African Woodoo de African Pop, donde la sinuosa melodía la marca una soprendente flauta y la no menos trepipdante Pick & Shovel de The Touch!. Y por supuesto no nos olvidamo del tema más sesentero y quizás festivo del disco, ese trepidante ejercicio de mod jazz de rítmicas guitarras y juguetón hammond que es Bo Gha de Connell Dantzler.
Un disco irresistible para los amantes del jazz soul y buscadores de pequeñas gemas desamparadas.




2 comentarios:

  1. Hola:

    Me gustó muchísimo esta entrega de la colección.

    Yo ahora -con algo de retraso :-)) - estoy escuchando las tres primeras entregas de la serie MONDO BOSSA, sensacionales.

    José Manuel
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Para mi es el mejor volumen de la serie Mood Music, un volumen trepidante y sudoros, realmente excitante, aunque si tengo que ser sincero el nivel del resto de volúmenes tiene demasiados altibajos para mi gusto.

    Por otro lado, de la serie Mondo Bossa sólo tengo el primer volumen, muy adictivo con esa exquisita mezcla de swing, bossa, samba, soul y funk.

    Saludos !

    ResponderEliminar