martes, 27 de marzo de 2012

MARC MOULIN - I Am You (2007)

 Publicado el  05/11/2007 en  Sensaciones Sonoras en La Coctelera
Bienvenido al club, a ese club de luces tenues y ambientes cargados, rebosante de glamour noctámbulo, de poses decadentes y escenas inquietantes, donde la sensualidad discurre perezosa entre delicados acordes del jazz más cool, aderezado con la tensión emocional del soul más envolvente, y puesto al día con ligeras y acertadas bases electrónicas. Un club selecto, aunque sin derecho de admisión, y cuya banda sonora es éste fantástico I Am You , disco que Marc Moulin ha editado en este 2007 bajo el carismático sello Blue Note.

Un disco de nervio contenido y tremenda belleza e intensidad instrumental, donde brillan con luz propia los intrincados, aunque adherentes juegos sonoros que protagonizan saxos, trompetas, pianos eléctricos y hammonds, alrededor de la sugerente voz de Christa Jérôme. Hay juegos sonoros que en ocasiones discurren por senderos próximos al cálido jazz funk de mediados de los 60, cercanos a Lou Donaldson, como en Welcome to the club. Ritmos reposados próximos al jazz vocal, dominados por melancólicos acordes de piano acústico, ligeros beats y tórridos vientos sobre los que sobresale la nostálgica voz de Christa Jérôme, como en Every day is d-day, y momentos vocales casi de easy listening, con ensoñadores hammonds como el tema que da título al disco, la melodiosa I Am You . Enigmáticas melodías donde hammond, piano, trompetas y saxo parecen componer abstractas figuras que escapan de tensas atmósferas, que parecen sacadas de aquellos clásicos del cine negro, como las inquietantes Hazard, The Upper Room, FTB, Lord, you made me so weak o la excelente y más sensual Me & my ego, con un envolvente manto de hammond y tintineantes vibes que subrayan unos adherentes fraseos de guitarra que recuerda al gran Grant Green. Y hasta ritmos más bailables y contagiosos, adecuados para las pistas de baile más modernas como la irresistible Music is my husbond, con un saltarín hammond que recuerda al mismísimo Jimmy Smith.



En definitiva, un disco espléndido, sinuoso y atractivo que vuelve reivindicar en Sensaciones Sonoras ese sonido que algunos denominan nu-jazz y que coloca a este veterano “jazzmen” de origen belga, que comenzó su trayectoria a mediados de los 60, y que responde por Marc Moulin , a la altura de gente tan respetada por aquí como Nicola Conte, The Invisible Session, Soulstance o Mario Biondi. Sin duda, de lo mejor del año.

Por cierto, sus dos discos anteriores para Blue Note, Top Secret y Entertainment son  tan buenos como  el disco protagonista de hoy. No os los perdáis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada