viernes, 30 de marzo de 2012

GRAHAM GOULDMAN - The Graham Gouldman thing (1968)

 Publicado el  09/11/2007 en  Sensaciones Sonoras en La Coctelera
La verdad es que no deja de asombrarme. Llevo unos días escuchando este disco, casi de forma compulsiva, y no acabo de entender como semejante maravilla no aparece en un lugar destacado en todas las enciclopedias musicales, junto a esas magnas obras del pop británico de los 60, protagonizadas por Kinks, Beatles, Hollies, Zombies, y Stones, por poner algunos ejemplos suficientemente conocidos.

Porque este disco es una auténtica joya de aquel pop británico de mediados de los 60, de melodiosos tintes acústicos, que aún mantenía la frescura del beat, a pesar de estar adornado por esos barrocos arreglos orquestales, que tanto brillaron en aquel colorista pop, de efectos psicodélicos que protagonizó parte de aquellos años. Pero cuidado, aquí no hay excentricidades lisérgicas. Esta gozada de disco, titulado The Graham Gouldman Thing, publicado en 1968 es puro y exquisito pop británico, repleto de depuradas melodías y grandes armonías vocales, arropadas por cuidados arreglos de cuerda, oboes y flautas. Una auténtica delicia de desbordante sensibilidad, que arrullará plácidamente tus sentidos exigiéndote una y otra escucha sin parar.



Y el protagonista de todo esto no es otro que Graham Gouldman . Un tipo con un historia realmente curiosa, ya que a pesar de que durante los 60 compondría con cierta facilidad éxitos para otros grupos, como Hollies (Bus Stop), Herman’s Hermits (No Milk today) y Yardbirds (For your Love), no consiguió triunfar con este disco que sacó en solitario, ni con los grupos que formó, como los fantásticos Mockingbirds, de los que podéis encontrar grandes temas en el recopilatorio de Immediate Mod Box Set

Sin duda estamos ante un ejemplo más de ese montón de maravillas musicales que se produjeron en aquellos años 60, que por una razón u otra no trascendieron, y que afortunadamente hoy podemos redescubrir, para disfrutar con temas tan redondos como esas joyas de nostálgico pop orquestal, con perfectas armonías vocales, a medio camino entre los Hollies y los Zombies, como son Impossible Years , Behind the door , y My Father , gemas de resplandeciente beat con medievales arreglos de oboe, flautas y cuerdas, como las fantásticas Upstairs Downstairs y Pamela Pamela , además de perfectos ejercicios de pop acústico con inclinación folk, como son Who are they , y las más movida y con cierto ritmo beat, Pawnbroker , la excepcional Chestnut , un sorprendente y groovy instrumental de abrasivos hammonds y guitarra bluesy que cierra el disco, y ¡cómo no! esas excelentes recreaciones de algunos de los éxitos que compuso para otros, como las excelentes Bus Stop (Hollies), No Milk Today (Herman’s Hermits) y For Your Love (Yarbirds).

Un excelente disco que sin dudar enamorará a todos aquellos que disfrutan con los discos de los Hollies, Zombies o Honeybus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada