miércoles, 15 de febrero de 2012

JOE BATAAN - Mr. New York and the east side kids (Rec. 1967-1969) - Latin soul desde New York

Publicado el 23/2/2007 en Sensaciones Sonoras en La Coctelera
Uno de los cócteles musicales más cálidos y exuberantes, que se produjeron en la década de los 60 fue el formado por la fusión entre el soul,y los sonidos latinos de origen afrocubano y puertorriqueños. Un cóctel al que pusieron el nombre de Latin soul, y que tuvo uno de sus momentos de mayor esplendor en el New York de mediados de los 60, cuando el auge de la música soul irrumpió con fuerza en el espectro de la música latina, que hasta ese momento inundaba las entrañas del Spanish Harlem neoyorquino. Fue entonces, cuando los percusiones latinas, las congas y bongos, y los cálidos vientos y arreglos del latin jazz, abrazaron con determinación al elegante y sofisticado soul neoyorquino, generando esos emocionantes híbridos denominados Boogaloo y Latin Soul.
Y precisamente de las duras calles de ese alborotado Spanish Harlem de mediado de los 60, provenía nuestro protagonista de hoy, Joe Bataan , talentoso y autodidacta pianista (aprendió el mismo a tocarlo en la cárcel), y arreglista, de origen afro- americano por parte de madre, y filipino por parte de padre, auténtica esponja musical, que en el disco que hoy os presentamos, este Mr. New York and the east side kids recopilatorio de parte de sus mejores temas de finales de los 60,publicado por el sello Fania en 1971, supo mezclar con talento y precisión los sonidos cubanos y puertorriqueños que había mamado durante su juventud, con el cálido y elegante soul, que hacían grupos como Curtis Mayfield y los Impressions.




Y la verdad es que este disco puede ser un delicioso bocado para aquellos, que gustéis de saborear estos sonidos, pero además creo que puede ser una buena manera de acercarse al latin soul, si sois de los que aún no os habéis animado a aproximaros a él. ¿Y porqué digo esto? Por que este Mr. New York and the east side kids de Joe Bataan , no cae en los excesos de la salsa, peligro que suele circundar a este tipo de discos, sobre todo para aquellos que no acabamos de digerirla bien. Y aunque hay algunos temas donde el sabor latino prevalece sobre el soul, el resultado final esta más cerca del cálido y exuberante híbrido que es el latin soul, antes que de la salsa, pudiendo afirmaros que este disco es un vibrante artefacto sonoro, donde disfrutaremos a partes iguales, de elegante y emotivo soul vocal repleto de aderezos latinos, así como de un poderoso y rítmico latin soul.
De esta forma, caeréis rendidos ante la elegancia soul de las melodiosa y serena My Opera que abre el disco, así como de las dulces baladas When we get married y The Prayer, deliciosos temas muy en la línea de los Impressions; bailaréis con frenesí el mejor latin soul, de la mano de la vibrante Make me smile (en el vídeo) y del contagioso instrumental Chili Beans, donde vientos y percusiones os llevarán en volandas a lo largo de la pista de baile; saborearéis la intensidad de ese otro arrebato latino con coletazos de blues, con ese pegdizo estribillo cantando en castellano, que es Es tu cosa; bailaréis sin parar ese pedazo de uptown soul en la línea de nuestro adorado Chuck Jackson, que es More today than yesterday; y os sorprendereis con el irresistible y sabrosón ritmo latino de Aguanta la lengua.
¿Irresistible? A mi me lo parece, probadlo y sacad vuestras propias conclusiones. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada