lunes, 6 de febrero de 2012

Birth of Soul Vol. 1 - (Recopilación de soul primigenio)

Publicado el 26/1/2007 en Sensaciones Sonoras en La Coctelera

En aquella lejana frontera entre la década de los 50 y la de los 60, tuvo lugar la eclosión de esa arrebatadora pulsión emocional en forma de música, que hoy llamamos soul. Una eficaz encrucijada de emociones y sentimientos de la América negra, canalizada a partir de sonidos primarios, provenientes del R&B, el gospel e incluso el doo-wop. Solistas de voces profundas y desgarradas, grupos vocales de coros angelicales, arreglos majestuosos o tempestuosos, y grandes compositores, apadrinados por intrépidos productores de pequeños sellos, que supieron ver el filón que se avecinaba alrededor de toda esta explosión de vívidas emociones. Y precisamente ese mágico momento en la historia de la música es el que nos presenta el disco que hoy traemos a Sensaciones Sonoras.
Birth of soul, es una estupenda recopilación del sello Kent Records, editada en 1996, que nos muestra con un gusto exquisito, aquella ebullición de sonidos que empezaban a conformar esa etiqueta imperecedera denominada soul, pero además descubriéndonos un buen puñado de desconocidas gemas sonoras que han permanecido ocultas hasta estos días. Y es que en este fantástico disco, compilado con esmero y pasión, conviven en perfecta armonía rutilantes clásicos del soul como Sam Cooke (I’ll come running back to you), Otis Redding (Paint my heart), Jerry Butler (He will break your heart) , Etta James (Something’s Got A Hold on me), Bobby Bland (Ain’t nothing you can do) y The Impressions (Gypsy Woman) junto a nombres mucho menos conocidos fuera de la escena soul como The Tams, Little Anthony & The Imperials, Garnet Mimms & and The Enchanters o The Marvelows.



Birth of soul puede ser una fantástica forma de adentrarte un poco más en los inicios del soul, a través de intérpretes poco conocidos (algunos), pero igual de eficaces. Un disco que está repleto de emocionantes sonidos, donde predominan los medios tiempos de cuidados arreglos y profundas y sentidas voces como las de Jimmy Holiday y su How Can I Forget, Ann Cole y su Have a Fun, William Bell y su Any Other way o Bárbara Lynn y su You’ll loose a good thing (en el vídeo de arriba), pero donde a su vez, no faltan los toques sureños desgarrados y viscerales, de ascendencia blues, como ese desvalido lamento de Garnet Mimms & and The Enchanters titulado Cry Baby, o ese otro vigoroso Part Time Love, de Little Johnny Taylor, ni cómo no, los vibrantes y vitales llenapistas ideales para bailar hasta el amanecer como esos I Do de The Marvelows, Daddy Rollin’ Stone de Derek Martin y esa sinuosa Hey Girl Don’t Bother me de The Tams. Y para rematar este disco no regala hasta curiosidades como esa deliciosa The Sound of my man de Theola Kilgore, versión del clásico de Cooke, Chain Gang, o esa primigenia y deliciosa versión del clásico Goin’ Out Of My Head realizada por Little Anthony & The Imperials . Pero bueno, el disco lo componen veintiocho estupendas canciones, de las que erizan el pelo en la piel, y todas ellas merecerían una mención especial. Pruébalo, seguro que no te arrepientes.
Tras este primer volumen, el sello Kent Records editó dos entregas más en los volúmenes 2 y 3, igual de imprescindibles, si te gusta el sonido de los albores del soul.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada