lunes, 2 de enero de 2012

THE TYDE - Three's CO. (2006)

Publicado el  14/07/2006 en Sensaciones Sonoras en La Coctelera
Que grande es el pop !! Que gozada cuando tropiezas con uno de esos discos de canciones redondas, estribillos adherentes, y perfectas armonías vocales que te seduce desde la primera escucha casi sin que te enteres, como si de un auténtico flechazo se tratara. Discos hechos para el disfrute de los sentidos, sin pretensiones grandilocuentes. Discos como este Three's co de los americanos The Tyde que el sello Rough Trade ha publicado a comienzos de este 2006.
Sin duda, The Tyde con este disco se han convertido en uno de mis grandes descubrimientos del año, aunque realmente no son una banda nueva, ya que van por su tercer disco grande, y llevan circulando por los escenarios de medio mundo desde finales de los 90, cuando Darren Rademaker (vocals, guitars), y su mujer, Ann Do Rademaker (keyboards), decidieron formar una banda con la que dar rienda suelta a sus inquietudes musicales repletas de influencias del mejor pop de mediados de los 60, rico en inspiradas y acertadas melodías y del que citan como referencias principales a gente como The Beach Boys y The Byrds, junto a otros hijos del indie británico de los 80 como Felt.

¿Y entonces como suenan estos chicos en este disco? Pues bueno, llegados a este punto creo que ya os habréis hecho una pequeña idea: mete en una coctelera la frescura y ciertas maneras vocales de los Beach Boys, un pequeño deje de guitarras y algún perozoso ritmo a lo Byrds, melodías rotundas como puedan ser las de los Lovin Spoonful, una pequeña dosis de ruido guitarrero con aroma psicodélico al estilo del mejor indie de los 80 (Pastels, Teenage Fun Club, y primer disco de Primal Scream, por poner un ejemplo) y todo ello envuelto en una vistosa producción con acertados arreglos y alguna que otra bonita parte orquestal, que eleva por momentos el tono majestuoso del disco.

Un disco que por otro lado, está lleno de canciones redondas, que se quedan irremediablemente incrustadas en tus sentidos desde la primera vez que lo oyes. Un disco de fácil escucha que entusiasmará a los amantes del pop directo y sin complicaciones. Un disco que me tiene enganchado desde hace ya unas semanas y del que no puedo evitar poner una y otra vez, joyas como esa radiante Brock Landers con esa arrebatadora guitarra distorsionada en medio de una pletórica melodía pop de reminiscencias velvetianas (a estos aún no los habíamos nombrado), con esa voz con efecto metalizado, o las pegajosas y nuevaoleras Too Many Kims, y The Pilot con esos efectos de synthe mezclados con melódicos guitarrazos, tan propios del mejor pop de finales de los 70, o esas perezosas guitarras herederas del mejor sonido de la costa oeste americana como son las de la preciosa The Lamest Shows, o arranques casi surferos como la vibrante County Line que desprende todo el aroma de los primeros Beach Boys o de los geniales Jan & Dean, o soberbios temas de psicodelia pop pasada por el tamiz del indie de los 80 como la sensacional Do It Again Again, o proveniente directamente de la costa oeste como es la espléndida Ltd Appeal (uno de mis temas favoritos del disco). Y así seguiría y seguiría hasta completar todos los temas del disco, ya que os aseguro que no tiene desperdicio.

Un disco vital y positivo de esos que te deja una agradable y adictiva sensación, y que irremediablemente tienes que volver a poner.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada