lunes, 9 de enero de 2012

LAMONT DOZIER - Out Here On My Own (1973)

Publicado el 27/09/2006 en Sensaciones Sonoras en La Coctelera
El soul tiene estas cosas. Es un cajón de sastre tan amplio e interesante que cuando escarbas un poco siempre acaba sorprendiéndote. ¡Y de que manera ! Pues bien, casi todo el mundo que se ha interesado alguna vez por este apasionante estilo musical, sabe que en los 60 hubo un afamado sello americano llamado Motown, con el que casi todos hemos disfrutado gracias a soberbios latigazos de soul atemporal, como el que grabaron grupos tan conocidos como Four Tops, The Supremes, Martha & The Vandellas, The Marvelettes, Marvin Gaye, The Miracles, The Temptations y un largo etcétera de ilustres personalidades del soul. Y quien más y quien menos, conoce a algunos de los talentosos compositores y productores que proporcionaban ese estupendo material a los grupos antes citados, gente como ese trío mágico que respondía al nombre de Holland-Dozier-Holland, creadores de muchos de los éxitos del sello. Temas como Where Did our love go, I hear a symphonie (The Supremes), This old heart of mine (Isley Brothers), Heatwave (Martha & The Vandellas), Please Mr. Postman (The Marvellettes), Reach out, I’ll be there (Four Tops) y muchos, muchos más. Y sin temor a equivocarme, casi podría deciros que gran parte del característico sonido Motown se debe a estos tres señores, Eddie Holland, Lamont Dozier y Brian Holland que crearon una nueva forma de entender y crear soul.



Y bien, da la casualidad que hace unos meses me topé con el que fue el primer disco que lanzó en solitario para el sello ABC, en 1973, uno de estos talentosos personajes de aquel trío mágico: Lamont Dozier. Y desde ese día, este disco se ha convertido en uno de mis discos de cabecera, razón por la que aparece hoy por estos lares. El disco se titula Out here on my own, y os aseguro que es un soberbio ejercicio de estilo del mejor soul. Elegante, y sofitiscado, y con una exuberante producción, que te envuelve en un melódico torbellino de vientos, guitarras y cuerdas liderados por una cálida y poderosa voz. Un sonido que recuerda sobre todo a sus últimas composiciones para los Four Tops y Isley Brothers en Motown, así como al barroquismo sonoro de los discos de Curtis Mayfield en solitario.

Un disco que engancha desde su inicio con esa esplendorosa Breaking Out all over, con su dinámica guitarra y poderoso bajo, tan cercanos al sonido funk, arropados por esas glamurosas cuerdas que parecen coquetear con el sonido Philadelphia que comenzaba a despuntar en aquellos días. Pero es a partir de aquí, cuando el disco se dispara con una intensidad emocional y sonora equiparable a las grandes composiciones que hicieron Holland, Dozier y Holland para Motown. Don’t want nobody to come between us, es una desgarrada declaración de principios con un ritmo creciente y una rotunda melodía, acompañada de una descarnada interpretación vocal, arropada por poderosos vientos y sugerentes cuerdas. Let me make to love you es un perfecto medio tiempo de elegante y sugerente soul. Una perfecta e intensa declaración de amor que enerva todos y cada uno de los poros de tu cuerpo. Fish ain’t bitin’ te saca de la tierna atmósfera anterior, para empujarte con algo de rabia a la pista de baile, con un ritmo cadencioso pero insistente, al que siguen arropando esas lujosas cuerdas, protagonistas de muchas partes del disco. Con Trying to hold on to my woman la seducción y el erotismo sonoro se desparraman alrededor de un tórrido saxo y una preciosa canción que recuerda al Marvin Gaye de Let’s Get it On, Y finalmente nos despedimos en la pista de baile con un contagioso y bailable medio tiempo que suena a Motown por todos los lados, Take off your make up, y con el tema más funky y bailable del disco, Out here on my own, el clásico soul funk de los 70 con raíces del guetto, que gente como Curtis Mayfield definieron extraordinariamente a comienzos de los 70.
Una grata sorpresa abandonada y encontrada en las entrañas más ocultas de la historia del soul, que merece la pena degustar y que puedes escuchar en la página de lastfm.
Nota: las fotos están tomadas de la página web oficial de Lamont Dozier

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada