domingo, 29 de enero de 2012

JAMES BROWN - Soul on the top (1970)

Publicado el 29/12/2006 en Sensaciones Sonoras en La Coctelera
Soul on the top es ese disco que alguna vez intuiste que podía existir pero que nunca te atreviste a buscar. Si señores, el espectacular, frenético, explosivo y salvaje James Brown, padrino y garganta privilegiada del soul, inventor del funk, precursor del rap y referencia básica para la huestes del hip-hop, que tantas y tantas veces nos ha dejado exhaustos en la pista de baile con sus demoledores y espasmódicos ritmos, y su arrebatadora energía, adoraba el jazz. Aquel jazz desgarrado, repleto de swing, blues y poderosas voces, dominado por desaforadas orquestas de irreductibles vientos. Si, de aquel exuberante jazz que brotaba tórridamente de las big bands de Duke Ellington, Benny Goodman, Woody Herman, o Benny Carter, entre otros.
Si amigos, Soul on the top es una maravillosa anomalía en la discografía de James Brown, que a nuestro singular, prolífico y excesivo protagonista se le ocurrió lanzar nada más y nada menos justo en medio de la explosión funk, en pleno 1970, meses antes de que revolucionara las pistas de baile del mundo entero, y los cimientos de la música popular, con su irresistible Sex machine. ¿Quién si no, podría hacer algo así, sacar un disco de swing-jazz, casi del estilo de los viejos crooners, remozado de soul visceral y primario, en pleno subidón de los albores del funk? Definitivamente, no podía ser otro que nuestro controvertido héroe de hoy: Mr James Brown.



Pero lo curioso del disco, es que cuando lo pones por primera vez y te encuentras con los primeros acordes de That’s my desire, que lo abre con esos misteriosos y sugerentes vientos que dan entrada a la profunda y cálida voz de James Brown, que va desgranando con pasión cada sílaba, de esta balada descarnada, mientras el piano acaricia su dulce melodía, y los vientos intercambian su sensuales solos, en medio de los vigorosos y temperamentales rugidos orquestales, de repente te sorprendes exclamando ¡joder!, ¿es James Brown, quién está detrás de este maravilloso disco, de sorprendente añejo swing-jazz? ¿Es posible que sea nuestro Mr Dynamite? Pero luego, según se van sucediendo los temas, y aflora de forma incontestable su inconfudible manera de cantar, sus peculiares desgarros vocales, su intensidad interpretativa,y sus giros más clásicos, descubres al gran James Brown de toda la vida, dominando una portentosa orquesta de 20 componentes, dirigida en este caso por Louis Bellson,, cuyos arreglos realizó Oliver Nelson, y haciendo suyo con indudable acierto aquel viejo jazz vocal, al que no duda en impregnar en cada tema de puntuales y acertados condimentos, de la rabia y visceralidad del soul y el funk, que siempre le ha caracterizado.
Y es que este Soul on the top lo componen diez versiones de clásicos del jazz ( de los cuales un servidor no conocía bastantes), junto a dos espectaculares versiones de dos de sus mejores temas, It's A Man's, Man's, Man's World, y Papa's Got A Brand New Bag, donde James Brown hace toda una demostración vocal, arropado por una arrolladora orquesta. Un disco donde os vais a encontrar con swing exquisito y arrogante rebozado de blues, como las irresistibles Every day I have the blues y I need you Key , delicioso jazz vocal de elegantes y desgarradas líneas, como For Once in my life, It’s magic y What kind of fool Am I, donde la orquesta arrulla majestuosamente cada acorde, y por último poderosos acercamientos al soul desde el jazz, como las arrebatodoras The man in the Grass y September song.
Un disco irresistible, editado por el sello King, pero reeditado por Verve en el 2004, que ha sido uno de mis grandes descubrimientos de este año 2006, además del último disco de James Brown que hasta el momento me ha embelesado. Sirva además este comentario, de pequeño homenaje a la memoria de este controvertido monstruo sagrado del soul, que tristemente nos ha dejado esta semana 2006. Nosotros seguiremos bailando y disfrutando con él.
Nota: las fotos están tomadas de la Wikipedia inglesa y de la página Funky-staff

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada