jueves, 19 de enero de 2012

HECTOR RIVERA – At the party (1966)

Publicado el 07/11/2006 en Sensaciones Sonoras en La Coctelera
At the party with Hector Rivera es mi disco favorito de eso que a mediados de los 60 se llamó Latin Soul, y uno de los mejores exponentes de lo que pretendió ser ese cálido híbrido musical, especie de cóctel explosivo entre el soul, el mambo, el cha cha chá, la salsa y el jazz latino, que cuando conseguía acertar con la mezcla adecuada resultaba tan exuberante e irresistible. Soul aderezado con percusiones latinas, congas, bongos, vientos abrasivos, y ritmos sinuosos que te harán palpitar con excitación.
Y es que en este disco Hector Rivera consiguió la mezcla ideal para ese cóctel llamado Latin Soul, introduciendo sobre unos ritmos de irrefutable sabor latino a cargo de su exuberante orquesta, una poderosa interpretación vocal de indudable ascendente soul a cargo de un excelente, poderoso y temperamental vocalista llamado David Coleman, a quien Ben E King, su colega del Spanish Harlem apodaba Little Boo Boo.
Hector Rivera en aquellos años era un reputado teclista, arreglista y compositor que había labrado su carrera musical al lado de nombres tan importantes de la música latina de origen cubano como Ray Barreto, Joe Cuba y Tito Puente, maestros del jazz latino y el boogaloo, aunque quizás este At the party estaba más influenciado por las sapiencias sonoras cercanas al boogaloo que Hector Rivera había desarrollado trabajando con la orquesta de Joe Cuba, meses antes de la edición de este disco. Un disco que parece la banda sonora ideal de una bulliciosa fiesta donde se suceden con sapiencia los momentos de frenesí y entusiamo bailón, junto a episodios más tiernos e intimistas de arrebatadora emoción.



At the party el tema que da título al disco y que lo abre, es un impetuoso ejercicio de diversión sonora que se convirtió en todo un clásico, y en su mayor éxito, llegando hasta el puesto número 26 en las listas de R&B americanas y permaneciendo 8 semanas en el top 100. Vientos, palmas, y bullicio fiestero para una irresistible invitación al baile, que combina un constante ritmo saborosón con vivaces y souleros vientos, que se mantienen y multiplican en ese bacilón Shing-A-Ling Baby, más poderoso soul a caballo de ritmos latinos con una vibrante interpretación vocal a cargo de David Coleman. Pero aunque estos temas son buenos, muy buenos, el mejor soul latino del disco llegará con Got to Make up your mind, Drown my heart y la versión del clásico My Foolish heart, maravillosos medios tiempos donde el soul lo ponen la poderosa y emocionante voz de David Coleman y lo latino el maravilloso acompañamiento de la orquesta de Héctor Rivera con esos preciosos vientos y esa percusión tan acertada. Luego en el disco encontramos más temas festivos, donde incluso hayamos ciertos aspectos jamaicanos, como en ese irresistible instrumental titulado Calypso, o temas de pegajoso boogaloo como ese otro fantástico Do it to me.
Y como regalo final, en la reedición del sello Beat Goes Public, que es la que tengo, encontramos el otro gran clásico de emocionante Latin soul de Hector Rivera, el espléndido Iwant a chance for a romance que te pondrá la piel de gallina, esta vez con la insuperable interpretación vocal de soul man Ray Pollard. Sin duda una de las mejores manera que tenéis de acercaros al Latin Soul es a través de este fantástico disco.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada