viernes, 27 de enero de 2012

DR. DOG - Takers & Leavers (2006)

Publicado el 11/12/2006 en Sensaciones Sonoras en La Coctelera
Como si de un fantástico viaje en el tiempo se tratara, Dr Dog nos trasladan a aquel mágico momento de finales de los 60, en el que la psicodelia perdió sus efectos alucinógenos, descubriéndonos un pop de melodías exquisitas y ensoñadoras, dibujadas en base a cálidas guitarras que a veces parecen de chicle y que se diluyen entre sugerentes teclados. Y es que este Takers & leavers contiene toda la elocuencia melódica de aquellos años, consiguiendo ese sonido añejo tan característico que Dr Dog se esfuerzan en recuperar, grabando estas preciosas canciones en una vetusta mesa de 24 pistas.
Lo reconozco, estoy enganchado a este disco. Y para que os hagáis una idea de cómo suena este maravilloso EP de 6 canciones, editado este año por el sello Roughe Trade, y que parece deshacerse deliciosamente en nuestros oídos, podéis pensar en un jugoso cóctel donde el sonido del doble blanco de los Beatles y ciertas armonías del Surf’s up de los Beach Boys se entrecruzan con melodías, que unas veces parecen brotar del Hunky Dory de Bowie, otras de los primeros discos de George Harrison, e incluso de aquellos Move, ya de Jeff Lyne que acabarían convirtiéndose a comienzos de los 70 en la ELO.



Dr. Dog son un combo americano, de la zona de Philadelphia, con el que me he topado este año gracias al blog de Planeta Pop, pero que según indican en su página web, llevan desgranando emocionantes canciones con diferentes formaciones desde comienzos del 2000. Canciones que han quedado recogidas en los 3 albumes que anteceden al EP que hoy comentamos y que son los siguientes: Psychedelic Swamp, Toothbrush, y Easy Beat. Albumes de alto interés, que visto lo visto habrá que conseguir a cualquier precio. De ellos quizás el más interesante pueda ser Easybeat, editado en el 2004, ya que fue realizado por la misma formación de nuestro Takers & Leavers: Taxi (Scott McMicken, guitarra y voces), Tables (Toby Leaman , bajo y voces), y Text (Zach Millar, teclados, guitarras y voces), Time (Juston Stens, batería) Thanks (Frank McElroy, voces y guitarras)
Seis canciones que saben a poco y que nos dejan con muchas ganas de escuchar más, mucho más. Canciones vitales y entusiastas, repletas de grandes armonías vocales y estribillos pegajosos, como esa pequeña maravilla llamada I’ve just got to tell you. Canciones enigmáticas y desgarradas de intrincadas guitarras y atmósfera cortante como Die Die Die. Folk rock melódico volteado por cálidos aires de la costa oeste como los de la perezosa California,y luminoso pop-rock atemperado, de exquisitas melodías dominadas por un precioso piano sobre el que rugen descarnadas guitarras, como las que desprenden esas pequeñas gemas sonoras que son Ain’t strange, Goner o Livin a dream, temas donde más se percibe el añejo aroma de los Beatles y de la primerísima ELO de Jeff Lyne.

En definitiva, otro fantástico disco de este año con reminiscencias del pasado que es mejor no perderse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada