miércoles, 21 de diciembre de 2011

THE MERSEYBEATS - Excelente beat británico de comienzos de los 60

Publicado el  27/05/2006 en Sensaciones Sonoras en La Coctelera
No tuvieron ningún número 1 y su posición más alta en las listas inglesas fue un top 5 con la preciosa balada I think of you, pero sin duda The Merseybeats son uno de mis grupos favoritos de aquel alboroto musical, que fue la irrupción del beat británico a comienzos de los 60. ¿Por qué? Pues teniendo en cuenta que su sonido no es muy diferente del típico sonido de aquellos días, creo que la diferencia radica en la selección de las versiones de clásicos que grabaron, y en la vehemencia con las que las interpretaron, además de las acertadas composiciones propias que nos dejaron. Por cierto, ellos ya se llamaban The Merseybeats, cuando los medios de comunicación comenzaron a utilizar ese nombre para referirse a los grupos de beat que surgieron a orillas del Mersey en Liverpool.

Se formaron en Liverpool en 1961, como The Mavericks, pero al poco tiempo y tras algún cambio en la formación, mutarían definitivamente en The Merseybeats con Tony Crane a la guitarra, Billy Kinsley al bajo, Aaron Williams a la guitatarra rítmica y John Banks a la batería. Como muchos otros grupos contemporáneos suyos, hicieron la típica gira por Hamburgo donde acabaron de definir su típico sonido beat, dando cierta preponderancia a los medios tiempos más melódicos frente a sonidos más cercanos al rock & roll. A comienzos del 63 firmaron para el sello Fontana e incluso durante un breve período de tiempo llegaron a estar en la agenda de Brian Epstein, el afamado manager de los Beatles. Su historia se prolongó hasta comienzos de 1966, cuando incapaces de adaptarse a los nuevos tiempos y a los nuevos sonidos que imperaban en ese momento decidieron separarse sin haber conseguido el éxito deseado.

Pero entre el 1963 y 1965 nos entregaron algunos de los mejores ejemplos de lo que fue la música beat. Perfectas y frescas melodías de menos tres minutos, con trepidantes guitarras, contagiosos estribillos y efervescentes armonías vocales, que rendían pleitesía al mejor soul vocal y al R&B de finales de los 50 y primeras 60, pero con un descarado sabor británico.


Canciones que han quedado recogidas en varios recopilatorios, entre los que destaca por su efectividad y calidad, Beat & Ballads, publicado por el sello Edsel en 1982. Un disco redondo, una espléndida colección de canciones, que contiene casi todos los singles que The Merseybeats lanzaron al mercado en el sello Fontana entre 1963 y 1965 y donde podemos encontrar emocionantes versiones de clásicos medios tiempos de Bacharach como It’s Love that really counts (1963), con esa dulce guitarra lastimosa, que fue su primer single y alcanzó el nº 24 en las listas, o Wishin’ Hopin’ (1964) con ese teclado algo chirriante que fue otro de sus mayores éxitos llegando hasta el número 13, además de excitantes versiones de clásicos del R&B como su potente versión de The Fortune Teller (1963) de Aaron Neville, que no desmerece en nada a la versión que hicieron los Stones, o la saltarina y contagiosa versión que hicieron del fantástico tema de Butler y Mayfield, He will Break your Heart (1964). Pero no sólo nos entregaron excelentes versiones, también no dejaron algunos temas propios realmente memorables, como la espléndidas y trepidantes Really Mistified (1964) y See me back (1964), dos torbellinos de beat que no podrás dejar de bailar, el segundo quizás el tema más fuerte del grupo, y la melódica y deliciosa Milkman, otra clásica estructura del mejor beat de la época, fresca, sencilla y de exuberantes armonías vocales.
Y para acabar este repaso a esta interesante banda del beat británico, me he dejado algunas de mis canciones favoritas, como la tierna y delicada I Think of you (1963), su mayor éxito en las listas británicas, la excelente y melancólica Don’t turn around (1964) que debería estar en cualquier recopilación de beat que quiera ser rigurosa, la desgarrada y maravillosa I love you, yes I do (1965), un tema que empieza suave y delicado, al estilo del mejor soul vocal y que luego se desmadra y desemboca en una descarnada súplica llena de fuerza y emoción, el beat clásico y eficiente de Last Night (1964) y el sorpendente pop soul de I stand Accused (1965) que podría haber sido una evolución muy acertada para su carrera y que hasta el fantástico Elvis Costello incluyó en su excelente Get Happy.
Si estas pensando darte una vuelta por el Mersey, y no los conoces, no lo dudes, The Merseybeat pueden ser un descubrimiento muy interesante. Si ya los conoces, ¿a que esperas para volver a ponerlos en el plato?.
Nota: los datos biográficos del grupo los he recogido del excelente libro Then Now and rare British Beat 1960-1969 de Terry Rawlings editado por Ómnibus Press

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada