martes, 20 de diciembre de 2011

THE FLAMING LIPS – At wat with the mystics (2006)

Publicado el  21/05/2006 en Sensaciones Sonoras en La Coctelera
The Flaming Lips lo han vuelto a hacer. Desde Clouds Taste Metallic no paran de sacar alucinantes melodías de exuberante psicodelia-pop que poco a poco y a lo largo de sus últimos discos, Zaireeka, The Soft Bulletin y Yoshimi Battles The Pink Robots... han ido mutando en perfectos ejercicios de melódico y melancólico pop sideral. Y en At war with de mystics, su último disco, publicado a comienzos de año, volvemos a encontrarnos con ese exuberante pop sideral del que hablábamos antes, pero esta vez imbuido de un espíritu más jovial y vitalista, que se acerca en ocasiones a la música de baile de la mano del funk y el soul más vibrante.
At war with the mystics, es otra excelente entrega de The Flaming Lips, que aunque por poco, no llega a la altura de sus últimos discos. Y no llega a ese nivel, porque es un disco aperturista, como decía probertoj en   El ruido de la calle (blog tristemente desaparecido) Un disco donde Flaming Lips experimentan nuevas vías, se acercan al soul y al funk, a la disco music, e incluso al glam. Y no todas esas nuevas vías llegan a cuadrar y a convencer. Pero aún así, si disfrutaste son The soft Bulletin o Yoshimi Battles The Pink Robots.. seguro que disfrutas con este disco.



Un disco que empieza, jovial, y vitalista con la excelente melodía de The Yeah, yeah, yeah,song, una perfecta y luminosa sintonía pop, apta para todos los públicos, y con vocación de llenapistas, repleta de curiosos efectos y arreglos siderales. Jovialidad que se transforma en fuerza y energía contenida, con la llegada de Free Radicals, el tema que continúa el disco. Una canción de soul-funk guitarrero, con ritmo entrecortado, que abre nuevas vías al sonido de los Flaminng Lips. ¿El acid jazz que harían en Júpiter? No lo sé, pero a pesar de todo suena a Flaming Lips, y es uno de mis temas favoritos del disco.



Y tras el arrebato de estos dos impetuosos temas, vuelve el típico sonido melódico y melancólico de los últimos Flaming Lips, aquel luminoso y evocador pop sideral del que hablábamos al principio. Bellas guitarras y armonías vocales, acompañadas de mágicos arreglos para las maravillosas The Sound of the failure, My Cosmic Autumn, y Vein of stars donde aparece el añejo wah wah del mejor soul de los 70. Wah wah que reaparece en el oscuro y tenso instrumental titulado The Wizzards turn on. Oscuro e intenso tema que sirve de puente para otra nueva entrega de sonidos con aromas funkies con envoltorio cósmico. Estamos hablando de la curiosa It Overtakes Me, poderosa, vibrante y bailable en sus tres primeros minutos, y pausada, melódica, y ensoñadora en sus tres minutos finales...The Stars are so big...I am so small...Do I stance a chance? Sin duda otro de mis momentos preferidos del disco, junto con la maravillosa melodía que le sigue, Mr Ambulance Driver. Pop de altos quilates, pop con mayúsculas que se ve interrumpido en los tres siguientes temas, fallidos para mi gusto: Haven`t got a clue, una especie de disco chum espacial que no me convence, al igual que The WAND, con esa guitarra setentera de GLAM macarra, y la sinfónica y ampulosa Pompeii amd Gotterdamberyng. Pero después de estos breve momentos, algo confusos, el disco vuelve al pop majestuoso, para finalizar a lo grande, de la mano de la preciosa Goin’ on, un precioso tema a medio tiempo lleno de sentimiento y emoción.
Un gran disco, de uno de los grupos más importantes de los últimos diez años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada