domingo, 27 de noviembre de 2011

THE SHIRELLES - la excelencia de los girl groups

Publicado el  21/04/2006 en Sensaciones Sonoras en La Coctelera
Muchas semanas llevamos sin pararnos a degustar la frescura, delicadeza y exuberancia de aquellos grupos de chicas que poblaron las ondas radiofónicas a finales de los 50 y primeros 60. Así que vamos allá. Señoras y señores con ustedes las maravillosas The Shirelles. Recordais....Mama said there'll be days like this, There'll be days like this Mama said (Mama said, mama said).

¿Cuantas veces habré escuchado y bailado esa canción, ese pegadizo y perfecto estribillo de soul vocal, interpretado por la cálida voz de Shirley Owens, la espléndida vocalista principal de las Shirelles? Pues la verdad, muchas veces, y no deja de sorprenderme la rapidez con las que esas perfectas melodías se apoderan de mi, nada más comenzar a sonar. Sin duda, la esencia de la música pop está ahí, en ese inmediato latigazo emocional que irremediablemente se apodera de tus sentidos cuando escuchas estas canciones.

Y las Shirelles fueron protagonistas de muchas de esas pequeñas sinfonías adolescentes, de irresistible atracción. Quizás fueron el primero de los grupos de chicas que tuvo un éxito multitudinario y que con su éxito catapultaron todo un sonido, y una forma de producir música, que reinaría en las ondas, hasta la llegada de la explosión británica, y el asentamiento definitivo del soul.
The Shirelles formadas por Shirley Owens, Addie Micki" Harris, Beverly Lee y Doris Coley, en 1958, nos dejaron hasta 1964, un memorable legado de emocionantes melodías, repletas de ingenuos dramas adolescentes, perfectamente moduladas por la característica y tierna voz de Shirley Owens. Canciones de elegante soul vocal, y de suntuosos arreglos, en su mayoría firmadas por Luther Dixon, que colaboró con ellas hasta 1963, pero donde también se cuelan composiciones de afamados compositores de la época como la deliciosa Will You Love Me Tomorrow de Carole King and Gerry Goffin o la igualmente emotiva It's Love That Really Counts de Bacharach/David.

En definitiva, canciones atemporales que no han perdido un ápice de emoción e intensidad con el paso de los años y cuya escucha, de una forma más o menos regular, es casi una terapia imprescindible en los días que corren. Y si no, prueba a recuperar ese viejo disco de ellas, que seguro tienes por ahí perdido, y que hace tiempo que no escuchas. Seguro que dirás, ¿como es posible que haga tanto tiempo que no pongo estas pequeñas maravillas?, en el mismo momento en que comiencen a sonar los acordes y coros cadenciosos de las deliciosas Dedicated to the One I Love, o Tonight’s the Night, la exuberancia melódica de Will You Love me tomorrow o Stop the Music, el ritmo entrecortado y pegadizo de la ingenua Mama Said, las emotivas declaraciones de Baby It’s You, It's Love That Really Counts o Don’t Say Goodnight and Mean Goodbye. Y asi, canción tras canción hasta llegar al final del disco. Como dirían ellas, What a sweet thing that was.
Dedicated to the Girl Groups I Love

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada