martes, 1 de noviembre de 2011

Historia de la música negra (Soul Deep: The Story Of Black Popular Music)

Publicado el  17/02/2006 en Sensaciones Sonoras en La Coctelera

Soul, soul , soul y nada más que soul.... que grande es la música soul, cuanta energía, emoción y sentimiento desprende . Si, lo reconozco, hoy tengo una sobredosis tal de soul en el cuerpo, que no puedo evitar hablar de nuevo, con total admiración de esta maravillosa música, de tan amplio y fantástico espectro. Y diréis, ¿a que se debe tal sobredosis de soul?, por otro lado, no muy extraña en mi, ya que el soul es uno de los temas recurrentes en Sensaciones Sonoras. Pues señoras y señores, acabo de degustar tres espléndidos capítulos, de una hora cada uno, de una serie documental realizada por la BBC, titulada Soul Deep: The Story Of Black Popular Music, que me ha dejado feliz y completamente extasiado. He comprado y escuchado muchos discos de soul, y leído libros muy interesantes sobre este tipo de música, pero la verdad es que nunca había podido disfrutar de tantas imágenes de archivo de los años dorados del soul, que me han permitido ver, a parte de esos monstruos sagrados del soul en plena acción.




El primer capítulo, titulado los orígenes del Soul, aunque está principalmente dedicado a Ray Charles, narra como a finales de los 50, surgió el soul a partir del R&B, como una evolución de ese rítmico y sensual R&B hacia el estilo vocal de los maestros del gospel. Hay apariciones de Jerry Wexler, el capo de Atlantic Records, uno de los sellos que más hicieron por el nacimiento y evolución del soul, así como apariciones de algunos ilustres padres del soul como Ray Charles, James Brown, Ruth Brown, o los mismísimos Isley Brothers. Es impresionante ver a un elegante Ray Charles, desgañitarse al ritmo del tremendo y apoteósico What I’d say, quizás el primer tema catalogado como soul de la historia, o al salvaje James Brown interpretar casi espasmódicamente su desesperado y tórrido Please, Please, Please, o ver por primera vez, en mi caso, a la bella e increíble Ruth Brown , para mi una de las imprescindibles precursoras del soul, interpretar su enérgico Mama, He Treats Your Daughter Mean.

Y tras este subidón, como el cuerpo me pedía más y más soul, me animé a visionar el segundo capítulo. Y... ¡sorpresa!, el segundo capítulo, titulado el Gospel, está principalmente dedicado, nada más y nada menos que a ¡Sam Cooke! ¿Y que os puedo decir?, pues aquí se narra la influencia que el estilo vocal del gospel tuvo en el soul. Increíble las imágenes que aparecen de las actuaciones de los grandes del gospel, de mediados de los 50, como por ejemplo The Soul Stirrers, y del desenfreno rítmico que desataban en los presentes, a pesar del carácter religioso de las letras de los temas. Estos tíos funcionaban como auténticas estrellas del pop, a pesar de, circunscribirse a un entorno religioso, y modelaban la voz a su antojo, de una forma asombrosa. Sam Cooke era un alumno aventajado de los grandes del circuito del gospel, que abandonó convencido de su tiunfo en el mundo de la música. Su voz creó un estilo propio dentro y fuera del soul y fue quizás el primer soulman negro que tuvo aceptación mayoritaria entre el público blanco. Magníficas sus apariciones en la TV americana interpretando el clásico You Send Me, o en directo versioneando el Blowing in the wind de Dylan, y entrañable la presentación de Sam que hizo Casius Clay en la BBC británica. El documental está acompañado de comentarios sobre Sam de monstruos como Jerry Butler, Bobby Womack , y Ben E. King. Interesante y adictivo hasta tal punto ,que tras la segunda hora, el cuerpo aún seguía pidiendo más. ¡Vamos a por el tercero!.
Y para el tercer capítulo, nos centramos en Motown, la época dorada de Motown, el sonido de la joven y desenfadada América. La historia de cómo Berry Gordy, el intratable capo que fue de Motown, pasó de escribir éxitos para gente como el fantástico Jackie Wilson (Lonely Teradrops), a montar un sello independiente que marcó toda una época y protagonizó el crossover musical definitivo entre la música para negros y blancos. Un espléndido documental donde se puede disfrutar de las Supremes, Martha & The Vandellas, Smokey Robinson & The Miracles, además de interesantes comentarios de Mary Wells, Lamont Dozier, Eddie Holland y Etta James. Además como contrapartida al sonido más comercial de Motown, propio de la ciudad de Detroit, también aparece el sello Chess, ubicado en Chicago, representante de un sonido más duro, menos comercial, pero que aglutinó a diosas del soul del calibre de Etta James, y Fontella Bass que aparece interpretando el fantástico Rescue Me. El documental finaliza con el comienzo del declive de Motown, en 1967, que coincide con la marcha de parte de sus mejores compositores, el equipo formado por Holland-Dozier-Holland y con el comienzo de los disturbios raciales que auguraban un giro en la orientación de la musica negra, que sería mucho más reivindicativa de sus derechos sociales y menos festiva. Ligado con este cambio de orientación, al final del documental se hace mención de Curtis Mayfield y sus Impressions, imprescindibles entre imprescindibles, que ponen la piel de gallina con sus espléndidos Choice of colors y People Get Ready.
Y llegados a este punto, aunque el cuerpo seguía pidiendo más y más soul, el tiempo que es finito y limitado se acabó, por lo que tuve que dejar para otra ocasión los tres capítulos restantes de la serie, que comentaremos por aquí próximamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada