miércoles, 19 de octubre de 2011

THE ROULETTES - Beat elegante con toques soul

Publicado el  06/12/2005 en Sensaciones Sonoras en La Coctelera


The Roulettes son uno de mis grupos favoritos que surgieron con el MerseyBeat británico. No tuvieron ningún éxito relevante en las listas , pero entre 1963 y 1966 lanzaron algunas perlas del mejor beat, caracterizadas por una fuerza vocal y sobre todo instrumental que les diferenciaba del resto de grupos, quizás un poco más blandos, de la era del Mersey.
La historia del grupo es bastante peculiar, ya que se formaron, allá por el 1963, como banda de acompañamiento de Adam Faith, un guaperas rocker inglés de cierto éxito en ese momento, que decidió adaptarse al sonido de moda de aquellos días, es decir, al beat. Sin embargo, además de acompañar a Adam Faith, en directo y en sus grabaciones, The Roulettes, formados por Russel Ballard, Pete Thorp, Mod Rogan, y Bob Henrit también desarrollaron una corta pero excitante carrera como grupo



En 1963 lanzaron su primer single, Soon You'll Be Leaving Me/Tell Tale Tit, dos temas eminentemente beat, pero con una gran fuerza instrumental, que como indicábamos antes les diferenciaba de grupos más blandos pero de más éxito como Gerry & The Pacemakers y Billy J. Kramer & The Dakotas. Tras este buen arranque, The Roulettes lanzarían al año siguiente, en el 64, uno de sus mejores temas, Bad Time, un tema rotundo, lleno de grandes armonías vocales y una contundente cadencia beat, que es sin duda alguna uno de mis temas favoritos de la explosión beat en las islas, y que les sitúa a medio camino entre el beat clásico y el sonido que empezaban a desarrolar grupos como los Kinks en sus dos primeros discos.
A pesar de la calidad de los temas, no conseguían tener el respaldo de las ventas, pero aún así, continuaron sacando durante el 64 grandes temas del mejor beat, como I’ll Remember Tonight y Can You Go, acompañados de buenos ejercicios de R&B como You Don’ Love Me y Mebody y una sorprendente versión del Stubborn Kind Of Fellow de Marvin Gaye, llena de pasión y alma, que es sin duda mi versión favorita del tema, que merecía haber sido todo un éxito en las Islas Británicas.

Su único LP, Stakes & Chips, lo sacaron al año siguiente, en 1965, y conformaba un paso adelante en su sonido, ya que aunque seguía incluyendo grandes bofetadas de beat clásico como I Hope He Breaks Your Heart (vaya título despechado, ¿verdad?) y esforzados ejercicios del viejo R&B, tocados con mucha pasión como en This Little Heart y en el fantástico y sudoroso instrumental Junk, también incluía maravillosas gemas de pop soul como la excelente What You Gonna Do y robustas incursiones en el nuevo pop británico que comenzaba a fraguarse en aquellos días, como en la enigmática The Long Cigarrettes Tras este disco, y debido a la poca repercusión que tuvieron en los medios, The Roulettes se despidieron de nosotros en el 66 con dos singles, una correcta versión del Track Of My Tears de Smokey Robinson & The Miracles y otra joya de pop soul británico llamada I Can’t Stop. Un bonito final para una banda que quizás mereció más suerte, ya que por canciones y talento superaron a algunos contemporáneos que si gozaron de ese éxito que ellos buscaron y no encontraron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada