lunes, 17 de octubre de 2011

HERBIE HANCOCK - Blow up (1966, banda sonora)

Publicado el  21/11/2005 en Sensaciones Sonoras en La Coctelera


Si hay un disco que indudablemente me empujó a interesarme cada vez más y más por la escena jazzera de los años 60, ése es sin duda, este disco del que hoy vamos a hablar: Blow up, banda sonora compuesta y dirigida por Herbie Hancock para la película que Antonioni presentó en el 66.
Mi primer contacto con esta banda sonora fue al ver la película de Antonioni, película que refleja como pocas la escena cultural londinense de mediados de los 60, y sobre todo el ambientillo que pululaba por aquellos lares, donde todo tipo de personajes de la farándula, músicos, poetas, modelos, fotógrafos...intercambiaban sensaciones, pasiones y vicios. Y me quedé completamente fascinado con aquella banda sonora, que bajo parámetros e instrumentación cercanos o propios al jazz se acercaba al soul, al R&B, e incluso a los ritmos latinos que empezaban a despuntar en aquellos años, describiendo y reflejando certeramente cada fotograma que aparecía en la película, dotándoles si cabe de una mayor intensidad. Sonidos que se quedaron grabados en mi cabeza, ligados a ese fenómeno cultural denominado Swingin London.

Sin duda alguna Hancock supo mezclar con maestría en este disco todos esos géneros de los que hemos hablado, jazz, soul, R&B y algo de latin soul,creando diferentes atmósferas según se van desarrollando las diferentes escenas de la película. Así, unas veces esta atmósfera se vuelve eminentemente noctámbula, trasladándonos sin remisión a esos garitos y mansiones donde se desarrollaban esas desenfrenadas fiestas donde se intercambiaban todo tipo de sensaciones. Temas como Verushka (part 1 y 2) son reflejo de estas situaciones, y nos sumergen en esas obscuras secuencias, desde el lado más cercano al R&B, la parte 1, y desde el lado más jazzero la parte 2, mientras temas como Bring Down The Birds y Blow Up, nos trasldan al lado más festivo y bailable de la fiesta.



Sin embargo, en otras ocasiones el sonido se vuelve tenso, misterioso, lleno de suspense, dotando de la incertidumbre necesaria a esos pasajes de la película donde se desarrolla la trama de la misma. Es en estos momentos cuando nos encontramos con los temas más groovys, donde se desarrolla un jazz más espontáneo y libre, temas con The Naked Camera,o Curiosity.
Pero hay más, también tenemos bellos medios tiempos o baladas, ideales para esos momentos tiernos y sensuales, temas como Jane’s Theme, The Kiss, o The Bed, una delicia de instrumentales en los que la guitarra es el principal protagonista junto con un fantástico hammond y vibráfono que dibujan unas perfectas melodías, subrayadas por un consistente bajo y unas misteriosas escobillas.
Y para completar la paleta de sonoridades incluidas en el disco, tenemos temas tremendamente bailables, paradigmas del acid jazz que llegó bastantes años después, temas donde el órgano hammond y el ritmo son los auténticos protagonistas de la escena, y que nos recuerdan que aquellos años y aquel ambiente eran ante todo vitalistas y festivos, temas como The Thief , y Blow Up (Main Tittle y End Title), o incluso el tema Thomas Studies Photos envuelto en percusiones y toques latinos. Ah!, se me olvidaba, y para completar del todo la gama de sonoridades que nos ofrece este disco, también tenemos R&B salvaje y efectivo, a cargo de una de las bandas punteras de aquellos años, The Yardbirds que aparecen cerrando una de las caras del disco, con el fantástico Stroll on.
Al final me he explayado más de lo previsto, pero es que el disco lo merece. Si tienes ocasión no lo dejes escapar, y si puedes no dejes de ver la película

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada