lunes, 17 de octubre de 2011

THE DRIFTERS - En los orígenes del soul

Publicado el  16/11/2005 en Sensaciones Sonoras en La Coctelera

Si pensamos en un grupo de los 50/60 que posea un poderío vocal extraordinario, con algunos de los mejores vocalistas de música soul de todos los tiempos, y que además posea una paleta de canciones inmejorable y exquisita, engendrada quizás por los mejores compositores del momento, y arreglada y producida, también posiblemente por los mejores productores de la época, indudablemente tenemos que pensar en The Drifters. Más que un grupo excelente, una marca excelente lanzada al mundo por el sello Atlantic en el 53, y que entre el 53 y el 64 protagonizó una de las partes más gloriosas de la música negra, de la mano de intérpretes tan memorables como Clyde McPhater, Ben E. King, Rudy Lewis, y Johnny Moore, junto a compositores de la talla de Doc Pomus & Mort Shuman, Berry Goffin & Carole King,  Barry Mann y Cynthia Weil , y productores inolvidables como Leiber-Stoller y Phil Spector. Este conjunto de personalidades de la música, hicieron que The Drifters  nos dejaran un legado musical fantástico que incluye algunas de las canciones más emotivas de todos los tiempos. Canciones de inolvidables melodías que anticipaban el soul, de la mano del mejor R&B vocal, con un ligero sabor latino en muchos de sus arreglos, y con elegantes y acertadas orquestaciones que amplificaban la emoción que irradiaban. Canciones hechas para despertar el lado más emotivo de cada uno de nosotros. Canciones hechas para saborearlas dulcemente a solas o en compañía. Canciones hechas para amar y llorar, canciones hechas para emocionar y soñar .



There Goes My baby, Dance With Me, This Magic Moment, True Love True Love, Save the Last Dance For Me, Some Kind of Wonderful, Up on the roof , On Bradway, Adorable, Under the Boardwalk, y Saturday Night At The Movies, entre otras, te acelerarán el pulso y pondrán el vello de punta. Era el fabuloso comienzo del soul, y el mejor presagio de lo que vendría después, la perfecta puerta de entrada para alguien que quiere adentrase en los indescriptibles poderes de la música negra.
Sólo puedo añadir una cosa más, imprescindible hacerse con el disco  The Drifter’s Golden Hits

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada